Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

IX JORNADA FINANCIERA DE MUTUALIDAD DE LA ABOGACÍA...

“Una recuperación con incertidumbres”
 

Dentro del programa de análisis de la actualidad económica y financiera de la Mutualidad de la Abogacía, ha tenido lugar la XI Jornada Financiera bajo el título “Una recuperación con incertidumbres”, conferencia dictada por el doctor y profesor de Economía del Instituto de Empresa, Fernando Fernández, especialista en temas financieros y analista macroeconómico.

Abrió la jornada el presidente de la Mutualidad, Luis de Angulo, quién presentó algunos datos de la marcha de la Institución, destacando la rentabilidad del 5,60% sobre el ahorro gestionado de los mutualistas, quienes participarán en beneficios del 4,50 %, a cuenta del que será entregado en la próxima Asamblea General, cercano al 5%.

El presidente estuvo acompañado por el director general, Rafael Navas, que remarcó los factores fundamentales que adornan los resultados económicos, como son la Confianza, basada en el crecimiento del número de mutualistas (más de 183.000) y el volumen creciente de las aportaciones (369,5 millones a septiembre de 214, un 28,82% más que a la misma fecha del año anterior), la Solvencia,  con el aumento de los fondos propios y margen de solvencia y la Estabilidad, al poder mantener una rentabilidad media del 6.16% de las inversiones desde la creación del Plan Universal (5,55% de media para los mutualistas), esto unido a la independencia y a la austeridad del gasto (un 0,28 de ratio de gasto de administración sobre ahorro gestionado frente al 1,5 de otras aseguradoras), han marcado las líneas maestras de la gestión.

“Todos estos factores han contribuido a situar a la Mutualidad en el primer puesto de las mutualidades de previsión y en 12 del ranking de grupos de aseguradoras de vida por ahorro gestionado, según los últimos datos de ICEA “, manifestó  Rafael Navas.

En su intervención el profesor Fernando Fernández abordó la situación de la economía española dentro del contexto europeo, destacando que “todo lo que pase en el mundo y en Europa afectará a España” y habrá que estar muy atentos a su evolución para poder determinar la tendencia de la recuperación. 

Destacó también, que frente a la fortaleza de Estados Unidos, la situación de estancamiento en Europa y la de enfriamiento de los países emergentes, sobre todo China, “va a determinar un nuevo escenario económico de alcance mundial”.

Por tanto, ante esta situación, la recuperación española mantiene una realidad de magnitud incierta, fundada en la debilidad del crecimiento europeo y en la situación económica interna debilitada por la bajada de las exportaciones, los salarios, el déficit público y la política, como factores determinantes.

Pero aunque este panorama refleja una realidad basada en factores coyunturales, “parece que la economía española podría evolucionar en el próximo ejercicio creciendo por encima de las previsiones más conservadoras, pudiendo llegar a valores cercanos al 2%”, según las palabras de Fernando Fernández, quien señaló también que “para alcanzar tasas de crecimiento superiores habrá que afrontar reformas de cierto calado como es la reforma del gasto público y la reforma de la Administración central y autonómica.

Añadió, asimismo, que “para favorecer el consumo habrá que profundizar en la reforma fiscal e impulsar políticas de competitividad”, que tienen que ver con el tamaño empresarial y el régimen proteccionista de la economía española.

En lo que respecta a la reforma de las pensiones, el profesor Fernández también valoró esta cuestión y comentó que la inmigración había retrasado el problema demográfico con respecto a Europa, “pero el problema sigue ahí, si bien las reformas ya implantadas han disminuido las pensiones futuras un 15%, con respecto a las actuales y esto suavizará el sistema”, además de haber incluido el factor de esperanza de vida en el nuevo cálculo de las pensiones. Esta nueva situación va a suponer que “el espacio para las pensiones privadas solo podrá crecer en este nuevo escenario” para poder complementar las pensiones públicas.

Insistió también en que “es necesario hacer un gran esfuerzo didáctico para  explicar a las generaciones más jóvenes la necesidad del ahorro, para que puedan afrontar los retos de sus pensiones futuras con mayor solvencia”. Porque tienen que ser conscientes “que las cosas han cambiado y ya no podrán dejar solo en manos de las pensiones públicas la realidad de su jubilación”, comentó.

La Jornada acabó con palabras del presidente quien agradeció la intervención del Ponente y el interés y participación en el debate de los numerosos asistentes.