Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ENTREVISTA ENRIQUE CECA...


Intentar arreglar un problema es el primer camino para encontrar la solución

Autor: Enrique Ceca. Socio del despacho Ceca Magán abogados

Desde el propio despacho lo definen como uno de los máximos exponentes de lo que el Estilo Ceca supone en el mercado jurídico, ya que aseguran que su vocación por el derecho y su gran preparación académica en materia jurídica se unen a su frescura, dinamismo y su marcado don para la comunicación. Enrique Ceca ofrece una visión amplia de la actual legislación laboral, nos da diferentes claves en cuanto a la fusión del mercado iberoamericano con el español, plasma su visión sobre problemas tan actuales como el desempleo y ofrece unas pequeñas pincelas sobre lo que vamos a vivir en este 2013.

Foro Jurídico Iberoamericano.- ¿Cuáles son los principales problemas, en cuanto a legislación laboral, que se encuentran las empresas que quieren abrir mercado en Iberoamérica?

Enrique Ceca.- Diría que los principales problemas con los que habitualmente tenemos que lidiar junto con nuestros clientes, serían la ingente cantidad de normativa y la falta de uniformidad entre las mismas, ya que las normas que se aplican en los países de Iberoamérica no guardan demasiada uniformidad. 

"La finalidad principal de las reformas de las reformas laborales que se están produciendo es la de flexibilizar el mercado de trabajo"

FORJIB.- ¿Existen puntos en común en derecho laboral entre España e Iberoamérica?

E.C.- Obviamente sí existen numerosos puntos en común entre el derecho laboral español y el iberoamericano, aunque no necesariamente coinciden en todos los países.

Citaría, por ejemplo, la existencia de un salario mínimo interprofesional que no se ha revocado tras las últimas reformas operadas, los intentos de los Gobiernos respectivos por agilizar las trabas y trámites administrativos, y la existencia de la figura de representantes sindicales a la que especialmente en Iberoamérica se la va dotando, cada vez más, de mayores facultades en materia colectiva.

Un aspecto importante sería también el relativo a la igualdad de género, reflejado en el artículo 14 de nuestra Constitución, ya que estamos viendo como en países como Ecuador, El Salvador o Argentina, se están haciendo grandes esfuerzos al respecto para impedir las vías de discriminación contra la mujer trabajadora. 

FORJIB.- ¿Y cuáles son las grandes diferencias que tenemos?

E.C.- Una de las principales diferencias la encontramos en la Inspección de Trabajo y en el acceso a la justicia laboral. La falta de fiscalización y las dificultades de acceso a la justicia han contribuido a unas relaciones laborales ciertamente particulares, donde las contingencias que son examinadas por las autoridades suponen un porcentaje inferior al que tenemos en España.

Otra diferencia fundamental sería el desempleo. En España existe una amplia regulación sobre el mismo y, sin embargo, en Iberoamérica, a pesar de la creciente inestabilidad del mercado de trabajo en determinados países, sólo unos pocos como Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Uruguay o Venezuela han desarrollado una prestación de desempleo, vinculada, por supuesto, a una serie de requisitos previos de cotización, duración, etc.

FORJIB.- ¿Cuáles son los países iberoamericanos donde es más fácil, debido a su legislación laboral, el desarrollo?, ¿y los más complicados?

E.C.- En mi opinión uno de los países donde resulta más fácil la implantación de empresas españolas es Chile.

Por supuesto Paraguay, Perú y México cuyos Gobiernos mantienen relaciones fluidas con el español son otros ejemplos de cómo facilitar las relaciones bilaterales.

En el lado contrario nos encontraríamos a Bolivia y Argentina, los que tras los últimos escándalos con la nacionalización de filiales de empresas españolas, han perdido el crédito que se pudieran haber ganado en el pasado. Siguiendo los pasos de estos países se encuentra Venezuela que cada vez con más frecuencia vierte amenazas a las empresas españolas sobre su posible nacionalización.

FORJIB.- ¿Existen convenios entre España e Iberoamérica para fomentar el desarrollo empresarial en ambos hemisferios?

E.C.- Los convenios celebrados entre España e Iberoamérica existen y son muy variados.

Los más relevantes, a mi juicio, los encontramos en materia de Seguridad Social, para evitar que los trabajadores se vean perjudicados como consecuencia de un traslado internacional. Este tipo de convenios son un importante incentivo para las empresas españolas que quieran trasladar a sus empleados a Iberoamérica.

FORJIB.- ¿Qué situación laboral se encuentran los españoles que deciden irse a trabajar a Iberoamérica?

E.C.- Los españoles que decidan irse a trabajar a Iberoamérica se encontrarán vinculados bajo la normativa del país en que sean contratados, lo cual, como hemos expuesto, tiene sus aspectos positivos y negativos. Cosa distinta sería el caso de los expatriados, que son aquellos empleados de empresas que son destinados a vivir y trabajar en el extranjero por un determinado período de tiempo.

En cualquier caso, lo que está claro, a mi humilde entender, es que para aquellos españoles que vayan a buscar trabajo en Iberoamérica, la oportunidad de crecer profesionalmente será mayor que en cualquier otro país europeo en estos momentos. Todo ello por cuanto que muchas economías se encuentran en una clara expansión y en un momento tecnológico muy interesante, donde además el trabajador nacional, sin trabas idiomáticas importantes, podrá ostentar un papel relevante dentro de la organización a la que vaya a prestar servicios.

FORJIB.- Con la crisis en la que está inmersa España, ¿Iberoamérica se ha convertido en el futuro?

E.C.- Estoy totalmente de acuerdo.

Por supuesto no es el único futuro, pero sí se está convirtiendo en un recurso importantísimo de generación de negocio de forma bilateral. Por su lado, las empresas españolas, y más concretamente las PYMES, necesitan expandirse internacionalmente, por lo que aprovechar las ventajas que por historia, cultura y tradición nos brinda Iberoamérica; supone una decisión inteligente. 

“Para aquellos españoles que vayan a buscar trabajo en Iberoamérica, la oportunidad de crecer profesionalmente será mayor que en cualquier otro país europeo en estos momentos”

FORJIB.- ¿Actualmente es más fácil o es más difícil para las empresas extrajeras invertir en España?

E.C.- Lo cierto es que se están tomando diversas medidas encaminadas a facilitar la inversión en España, que ya están dando sus frutos.

Por supuesto queda mucho camino por recorrer, pero vamos por la senda correcta y lo que es más importante, habiendo aprendido de nuestros propios errores del pasado.

FORJIB.- España ha vivido una gran reforma laboral, ¿podía explicar cuáles son sus puntos fundamental y cuál es su repercusión en el país?

E.C.- La finalidad principal de las reformas laborales que se están produciendo, es la de flexibilizar el mercado de trabajo, desbloqueando las barreras que existían para la contratación e intentado reducir la precariedad laboral.

Sin perjuicio de que ha habido determinadas regulaciones con las que no me encuentro para nada de acuerdo, mi valoración personal de la reforma laboral es positiva.

Actualmente nos encontramos aún en una fase destructiva de empleo, como ajuste necesario que se está dando en el mercado laboral. No obstante debemos dar un poco más de margen de tiempo a las reformas realizadas y las que tendrán que venir después para ajustarlas de forma más adecuada a las necesidades del país, para poder hacer una valoración precisa de las medidas que se están adoptando.

Siempre he considerado que intentar arreglar un problema es el primer camino para encontrar la solución y que permanecer inmóvil esperando que todo se solucione sólo empeora las cosas.

FORJIB.- Ya se han anunciado más reformas en este sentido, ¿cómo vamos a vivir este 2013 desde el punto de vista tanto de las empresas como de los trabajadores?

E.C.- A nivel jurídico-laboral se aclarará alguna normativa ya existente por la doctrina de nuestros Tribunales de Justicia, pues actualmente existe bastante indeterminación sobre la aplicación práctica de varios aspectos de la reforma laboral.

En cuanto a la normativa que está por venir, la relativa a la jubilación en sus diversas modalidades y ámbitos, será la que tenga mayor repercusión, por lo que resulta más que probable que la jubilación se retrasará aún más.

Por su lado, presumo que los procedimientos colectivos seguirán una trayectoria ascendente a diferencia de los individuales, pero seguirá habiendo una litigación importante. 

FORJIB.- El índice de desempleo es uno de los graves problemas actuales de España, ¿qué medidas se podrían tomar para tratar de disminuirlo?

E.C.- Si tuviera que tomar alguna decisión, disminuiría razonablemente los costes de cotización a la Seguridad Social, pues entre otras cuestiones fue una de las causas que se nos presentó como justificativas de la subida del IVA.

Este proyecto, iniciado pero no ejecutado, aligeraría los costes de contratación y favorecería la creación de empleo.

Siendo consciente, no obstante, que si existen menos ingresos no se sostendría el actual sistema de prestaciones; incrementaría igualmente los importes de la prestación de desempleo durante los primeros meses de devengo, pero, para cuadrar el sistema, reduciría drásticamente el periodo máximo de prestación.

Con ello, según diversos estudios, se incrementaría la contratación y se reducirían los niveles de desempleo. 

"Uno de los páises donde resulta más fácil la implantación de empresas españolas es Chile"

FORJIB.- ¿La legislación española debería ofrecer más ayudas a las empresas?

E.C.- El sistema de ayudas e incentivos resulta eficaz, pero a corto plazo. Además la distribución no equitativa ni planificada de las mismas, genera muchos más disfunciones que ventajas.

Por tanto, creo que debería realizarse un esfuerzo en los próximos años para intentar que se acelere la contratación en nuestro país, pero sin que se generen negocios o mercados no sostenibles financieramente sin las posibles ayudas que se facilitarán.