Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ACTUACIONES FRENTE A LEY DE TASAS...

Síntesis de las actuaciones legales frente a la Ley de Tasas

Autor: Juan Bautista. Presidente de IUS ET FIDES

La Ley de “Tasas Judiciales”, aprobada el 20 de noviembre de 2012, y publicada en el BOE el 21 de noviembre, que entró en vigor al día siguiente, si bien, su efectividad práctica, por razones de carácter administrativas en la emisión de los impresos de autoliquidación no ha se ha producido hasta el día 17 de diciembre, tras la aprobación de la Orden HAP/2662/2012, de 13 de diciembre, a juicio de la Asociación “Ius et Fides”, vulnera los principios de tutela judicial efectiva recogido en el art.- 24.1 de la CE y de capacidad económica recogido en el art.- 31 de la CE, muy sucintamente, por lo siguiente:

1º.- En cuanto al principio de tutela judicial efectiva.- Porque el pago previo de la tasa dificulta, y en muchas ocasiones impide al justiciable el acceso a la Justicia, pues aquella puede llegar a suponer una barrera infranqueable.

Así, la STC 20/12, de 16 de febrero, (FJ 5º) recoge que “el derecho a acceder a la justicia es un componente medular del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva proclamado por el precepto constitucional”.

Y en el FJ 7º, el derecho reconocido en el art.- 24.1 CE puede verse conculcado por aquellas disposiciones legales que impongan requisitos impeditivos u obstaculizadores del acceso a la jurisdicción, si tales trabas resultan innecesarias, excesivas y carecen de razonabilidad o proporcionalidad respecto de los fines que lícitamente puede perseguir el legislador”.

2º.- En cuanto al principio de capacidad económica.- Porque la Ley de Tasas Judiciales no cumple con el principio de capacidad económica recogido en el art.- 31 CE, ya que su hecho imponible -el ejercicio de la potestad jurisdiccional-, y su base imponible -la cuantía del procedimiento- no esta relacionado con la capacidad económica real del sujeto pasivo, máxime cuando el devengo de la Tasa Judicial se produce en el momento en el que, con carácter general, se inicia el procedimiento (y no cuando finaliza).

“Entendemos que existen diversas posibilidades para corregir la problemática surgida con la Ley de Tasas”

Entendemos que existen diversas posibilidades para corregir la problemática surgida con la Ley de Tasas, a título orientativo y no limitativo, podrían establecerse de forma individual o conjunta:

• Una ponderación de la cuantía de la Tasa Judicial en función de las circunstancias verdaderamente relacionadas con la capacidad económica del sujeto pasivo, por ejemplo, su nivel de renta o patrimonio.

• La determinación del momento del devengo de la Tasa en el momento en el que se dicte la correspondiente resolución o sentencia, debiendo abonarla la parte que, en su caso deba abonar las costas procesales.

• La ampliación de los supuestos de exención subjetiva, alcanzado a las personas físicas que tengan rentas dos o tres veces superiores a las establecidas en el artículo 6 de la Ley 1/1996, de 10 de enero, de Asistencia Jurídica Gratuita.

De esta forma, en tanto en cuanto estas alternativas no se adopten, podemos considerar que la Ley de Tasas Judiciales es contraria al principio de capacidad económica establecido en el artículo 31 de la Constitución, y por tanto al principio constitucional de justicia en el ámbito tributario.

Que a mayor abundamiento, en la tramitación de la Orden HAP/2662/2012, de 13 de diciembre, que aprueba el modelo 695 y 696, no ha venido precedida del trámite legal preceptivo de 15 días de audiencia pública -antes de publicarse la norma en el BOE-, de tal manera que dicho plazo debería haberse extendido como mínimo hasta el día 18 de diciembre de 2012, y sin embargo la norma apareció publicada en el BOE en fecha 15/12/2012.

La anterior infracción ha dado lugar a que “IUS ET FIDES”, con fecha, 17 de diciembre de 2012, haya interpuesto recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional (sala de lo contencioso-administrativo), solicitando la nulidad de dicha Orden Ministerial, y cautelarmente su suspensión, habiéndose admitido a trámite dicho recurso que se sigue ante la sección 7ª, bajo los autos nº 544/2012, estando pendientes de la resolución de la medida cautelar interesada.

Que con misma fecha que el recurso anterior mencionado, IUS ET FIDES interpuso contra la Ley de Tasas recurso de amparo directo ante el TC, vía art.- 43 de la LOTC, por violación de derechos fundamentales originada directamente por la publicación de la Ley discutida, por tratarse de una norma autoaplicativa, y de conformidad con los artículos 41.3 y 46 y 41.3 LOTC, interesando de manera subsidiaria, autocuestión de inconstitucionalidad. Se trata de una vía de acceso al TC inusual – solo se ha utilizado en dos ocasiones anteriormente - pero que en caso de que sea desestimada dejará abierta el acceso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La Ley de tasas, es una clara norma autoaplicativa o también llamada por la doctrina norma operativa o de eficacia inmediata, es decir, una norma que adquiere vigencia plena en el mismo momento de entrar en vigor. La propia vigencia de la norma genera consecuencias en el ámbito subjetivo de los particulares, al despreciarse en dicha norma el derecho a la tutela judicial efectiva (en su vertiente de acceso a la justicia) del artículo 24 CE), motivos éstos que han sido tenidos en cuenta para la interposición de l recurso de amparo.