Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

CENTRO IBEROAMERICANO DE ARBITRAJE:

Una nueva solución a los conflictos en la comunidad iberoamericana

A pesar de los problemas geográficos, América Latina y la Península Ibérica hoy están más cerca que nunca, y la creación del Centro Iberoamericano de Arbitraje supone un paso más para que todos estos países estrechen lazos. En un mundo tan global como el actual este tipo de iniciativas ofrecen una garantías y una seguridad jurídica absolutamente necesarias para que las relaciones profesionales cada vez sean más importantes. Los conflictos dentro del mundo empresarial y laboral siempre van a existir, lo importante es tener las herramientas necesarias para solucionarlos.  

Son muchos los años que se llevan trabajando para aportar un granito más de arena a la ciudadanía iberoamericana, y por fin todo ese trabaja va a ver la luz y muy pronto comenzará a dar sus frutos. El Centro Iberoamericano de Arbitraje ya es una realidad y el próximo mes de noviembre Buenos Aires (Argentina) será la ciudad que vivirá en primera persona la firma constitutiva de este Centro. 

En un mundo tan global como el actual nunca está demás contar con nuevos mecanismos que ofrezcan mayor seguridad y que hagan más fácil las expansiones profesionales. Actualmente la internacionalización de las empresas es una absoluta necesidad, y sin ninguna duda las miras están puestas principalmente en América Latina, ya que en los últimos años han conseguido unas grandes cuotas de crecimiento. 

El Centro Iberoamericano de Arbitraje ofrece a los empresarios la gran ventaja de poder resolver los conflictos que puedan llegar a ocurrir en su propio idioma y teniendo por seguro que la interpretación del derecho se va a realizar de una forma mucho más cercana a la cultura iberoamericana. 

Este nuevo centro va a suponer un gran ahorro para aquellas personas que tenga la necesidad de utilizar el arbitraje, ya que al contar con tres sedes (Costa Rica, España y Brasil), los desplazamientos que se tengan que realizar y la forma de preparar el arbitraje no tiene nada que ver con los problemas que suponía tanto para españoles, portugues y latinoamericanos tener que presentar su disputa en París o Washington. 

A pesar de que la resolución alternativa de conflictos cada vez se ha utilizado más, y el arbitraje concretamente parece que cada vez es más popular, no hay ninguna Corte o Centro que estuviera especializado en la ciudadanía iberoamericana. Realmente si nos paramos a pensar un momento América Latina, conjunto a España y Portugal supone el mayor porcentaje de personas, y el español, uno de los que se habla dentro de esta ciudadanía, es el segundo idioma más hablado del mundo, únicamente con estas dos razones no tenía mucho sentido que fuera la mayoría la que tenía que desplazarse, en la mayoría de los casos, miles de kilómetros para poder resolver una disputa. 

Otra de las grandes ventajas que ofrece este nuevo Centro es la seguridad jurídica que va a aportar a los empresarios que quieran invertir en estos países. Este tema es realmente importante sobre todo en América Latina, donde los emprededores tienen pequeños recelos a invertir justamente por la falta de seguridad jurídica que se vive en algunos países y en determinadas situaciones. Seguramente una vez puesta en funcionamiento la cláusula del Centro Iberoamericano de Arbitraje muchos miedos van a desaparecer.