Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

COLEGIOS PROFESIONALES. UNIVERSIDAD...

Autor: Carlos Alberto Andreucci
 

La Universidad fue abriéndose a la sociedad permitiendo el acceso sin distinciones, y los Colegios se constituyeron bajo los pilares de las transformaciones locales y extranjeras a favor de la defensa, de los ciudadanos, de la institucionalización y de la democracia. Los colegios creados por ley y por asociaciones, no se fundaron en los pilares de las antiguas corporaciones, sino que se erigieron en defensa de la Constitución, la Legalidad, la Democracia y los Derechos Humanos, siendo sustento de organizaciones de la sociedad civil que coadyuvan y definen políticas de Estado aunque no son parte del Estado. 

La labor profesional no se agota en su caso,  asunto o en defender-atender los intereses de un cliente o paciente. Su tarea concreta el respeto a la persona  y la defensa del sistema de derecho, mejora la legislación, la democracia, la República, la calidad institucional y la vigencia de los Derechos Humanos.

Este dato merece análisis y proyección, pues la transformación es qué tenemos que imaginar para el nuevo siglo XXI. Los Colegios cambiaron muchas de las prácticas antiguas y retrógradas que no acompañaban el cambio de construcción para una sociedad moderna y mejor.  Tienen gobierno propio con dirigencia elegida democráticamente, tienen a cargo el control de la matrícula; con estricto control de la ética profesional a través de los Tribunales de Disciplina y  régimen de sanciones que puede llegar hasta la expulsión de la matrícula; Defensa o atención gratuita de los pobres o carentes de recursos; control de remuneración digna en la labor  con honorarios propios de la labor profesional y no como concepto de mercancía de mercado, consolidando el sistema de Previsión y Seguridad Social para los Abogados y su familia.-

Son instituciones de la sociedad civil del Estado Democrático y de Derecho de carácter social que tienden a la protección de la independencia, libertad  y calidad profesional garantizando así los derechos de los usuarios de los servicios profesionales a través de la representación y ordenación del ejercicio con el control de acceso profesional, de la deontología y disciplina  conectándolos  con las potestades públicas asignadas, diferentes a  otras organizaciones privadas. El Estado Social es la superación de considerar al individuo como único referente del sistema de derechos y libertades constitucionales para consolidar, de modo simultáneo, a los grupos como elemento esencial en este ámbito. 

La idoneidad o aptitud para el ejercicio de la profesión titulada  es lo intrínseco que define el propio concepto de colegiado como profesional adscripto a la organización colegial para evitar el intrusismo en cuanto ejercer sin el  título habilitante, medida que protege abiertamente al usuario de los servicios profesionales que se prestan-

Los Colegios constituyen una expresión importante del pluralismo social y  se encuadran en la encomienda a los poderes públicos para promover las condiciones para que la libertad e igualdad del individuo y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas.- Implican una verdadera política de descentralización funcional para el logro de una función pública habilitada por el poder de policía de las profesiones .-

La exclusividad del colegio profesional, junto a la obligatoriedad de pertenencia como rasgo organizativo frente a otras organizaciones que no tienen origen estatal sino voluntario, constituyen una realidad supraindividual, objetivada que no actúa en beneficio exclusivo de quienes  pertenecen al colegio sino que sirven a los intereses generales al  ordenar y vigilar el buen desempeño profesional frente a la sociedad.-

A través de esta institucionalización se protegen prestaciones y servicios que exigen a quienes así lo hacen conocimientos especializados por tratarse de actividades cualificadas por su incidencia social, con gran repercusión en las personas en cuanto a su vida, su salud, su integridad física, etc. , cuando éstas confían en esos profesionales.  El Colegio se configura como el responsable último de garantizar ante la comunidad el ejercicio riguroso y eficaz de la profesión. Constituye una garantía esencial para la protección de terceros, y preservar la independencia y libertad del ejercicio de los propios, profesionales defendiendo su dignidad y jerarquía dentro de la sociedad.-Es una opción históricamente consolidada en el marco organizativo institucional de las profesiones tituladas y el constitucionalismo moderno.-

La constitucionalización de los Colegios supone el reconocimiento y afianzamiento de una garantía institucional como ha ocurrido en Argentina ( CN art 125 y provincias de Buenos Aires, Neuquén y Tucumán, entre otras)  al igual que en la Constitución Española de 1978 (art. 36) y Brasilera (art 93 y 133) pues los derechos fundamentales van referidos al ser humano individual  y colectivo libre mientras que las garantías institucionales se orientan a la salvaguarda el contenido mínimo identificativo de determinadas instituciones . Los colegios comprometen los conocimientos especializados por ser actividades cualificadas por su incidencia social, con gran repercusión en las personas en cuanto a su vida, su salud, su integridad física, etc, cuando éstas confían en esos profesionales. El fundamento constitucional consolida el aspecto institucional que define a los Colegios como garantía frente a la sociedad de la calidad de los servicios prestados por los profesionales siendo una garantía esencial para la protección ciudadana.-

Los compromisos sociales de la Colegiación legal  son:

-Promover la exigencia de una formación de alto nivel como condición previa al ejercicio de la profesión, examinando la enseñanza y formación universitaria, los contenidos curriculares,  la formación de profesores de Derecho, el sistema del proceso de enseñanza-aprendizaje y la pedagogía, el postgrado (doctorados, licenciaturas y docencias); y la habilitación profesional.

-Vigilar el libre  acceso a la profesión, sin discriminación  a quienes posean la competencia profesional necesaria y una reputación honorable, ayudando a los recién llegados a la profesión.

- Fomentar ayuda mutua entre los miembros prestando asistencia a sus familiares cuando así lo exijan las circunstancias.

- Afiliarse a las organizaciones internacionales y participar en sus actividades.

- Proteger los Derechos Ciudadanos básicos de primera, segunda y tercera generación, los Derechos Humanos y el Estado Social de Derecho con la  Educación, Salud, Justicia, Seguridad, Protección de datos, Bioética, Medio Ambiente y las garantías en favor de las generaciones que vendrán.-

- Conformar un modelo democrático de  participación no sólo a través de los partidos políticos, que deben ser representativos genuinos de la democracia, sino con entidades e instituciones de la sociedad civil que contribuyen a políticas públicas sin formar parte estructural del estado; ONG’s, entidades profesionales, y la defensa del bien común y de las instituciones republicanas;

- Fortalecer el control institucional de la función del Estado desde lo social, lo político, lo jurídico, lo contable, lo judicial, y las organizaciones de la sociedad civil.

- Propender que los  partidos políticos respeten la participación ciudadana y política abierta, dinámica, genuina, transparente, y conceptualmente represente los intereses del pueblo.-

 -Procurar la integración económica, social ,política, cultural e idiomática, en valores, bienes y servicios.

-  Reforzar la división del poder y su control, rescatando el prestigio legislativo para que no sea una apariencia democrática.

- Recordar y enseñar que el poder emana del pueblo y no puede pretender nunca ser superior a la sociedad, sino solo su instrumento. - Consolidar una democracia real y no formal o tutelada, ya que se burla o secuestra a la democracia cuando el equilibrio de los poderes no existe y solo prima la fortaleza de un poder en detrimento de los demás, en especial del legislativo, que elude la verdadera representación popular expresada en la elección de legisladores que luego no  cumplen su función.-

- Reforzar  el parlamentarismo como garantía institucional pues actualmente en varios países de la región sólo se sostiene  el culto al Hombre o al líder, que cuando inexorablemente cae o se desgasta, las crisis se desatan con furia y cíclicamente por no existir estructuras institucionales que contengan, estabilicen o permitan gobernabilidad con el silencio de lo estable y respetable y sin la dependencia o el exhibicionismo de los grandes líderes populares del culto a la personalidad.-

- Fortalecer en el siglo XXI la función de control social; el control preventivo en lo administrativo, financiero o económico; el control político y el control judicial con órganos auténticos y no aparentes.-