Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

COMPRAVENTA DE EMPRESAS PARTE II: FACTOR LEGAL - LA RELACIÓN VALOR /NORMATIVA...

Autor: Alberto Díez, Abogado, empresario, consultor y conferenciante con una amplia carrera y prestigio, socio director tanto en Lawyers10, como en APT y EEN

La legislación y correspondientes regulaciones pueden cambiar el valor de una cosa de la noche al día. Los certificados de idoneidad o viabilidad que en momentos determinados permiten o prohíben la utilización de una cosa.

La vida útil de una cosa hasta hace poco era determinada por su uso útil. A medida que la legislación va conociendo de los efectos colaterales de alargar la vida útil de las cosas, ha ido regulando diferentes normativas preventivas que tratan de minorar los riesgos.

Los certificados de idoneidad o vida útil, como los certificados de navegabilidad, inspecciones técnicas como las de los coches o casas, las normativas de suso en espacios acotados, etc. Determinan totalmente el valor de una cosa en un tiempo y espacio previamente acotado...

Pongamos un par de ejemplos:

Posiblemente el mejor barco de esquí náutico del mundo sea la Malibú con un valor nuevo entre los 100.000 y los 150.000€ dependiendo del modelo, podemos encontrar algunas de segunda mano incluso por 40.000€ pero si cambian la normativa por ejemplo a menos de 300 HP como todas tienen una potencia su valor. El no poder tener permiso de navegabilidad dejaría su valor prácticamente en nada al menos en las zonas de los lagos y pantanos con esa regulación.

Los aviones tienen unos procedimientos rigurosísimos de prevención y uno de ellos es el libro de motor, donde se van anotando todas y cada una de las revisiones obligatorias para volar que son correlativas cada 50 horas, 100, 500, 1000 y 10.000 viniendo especificado en cada una las piezas que hay que reponer, esto hace que una revisión de 10.000 horas cueste más que su valor de mercado y deja casi en valor de chatarra aeronaves en uso.

PRECIO

El precio es tan relativo como lo que uno esté dispuesto a pagar por ello, sea en dinero, tiempo o esfuerzo.

El precio es lo último que se debe negociar y depende claramente de la necesidad o utilidad que esa cosa o servicio tiene para la otra parte.

El ejemplo que mas claramente refleja esto es el precio del teléfono, ya desde su inicio cuando Edison fue a venderlo buscó a que sector resolvía un problema y determinaba un valor añadido inmediato. Conectó un alinea entre su oficina y la bolsa NYSE y empezó a invitar a banqueros, explicaba muy escuetamente el invento y cuando preguntaban el precio el decía dígamelo usted, pero antes pruébelo, pregunte la cotización del cierre de mercado y dejaba que el banquero se comunicara por teléfono con el parqué.

El banquero con ojos codiciosos ofreció 5.000 dólares Edison ni se movió, bueno 10 mil, Edison ni le miró, 50 mil … bueno 100 mil Edison miró a su socio y no contestó fue hacia la puerta y el banquero dijo 150 mil . De acuerdo dijo Edison. El banquero una vez firmado el contrato dijo le hubiera dado 200 mil y Edison contestó lo hubiera vendido por 10 mil porque creía que era su valor hasta verle los ojos.
El precio puede calcularse de abajo arriba o al contrario, incluso puede controlarse si se tiene acceso al stock total o mayoritario de una cosa, como en el caso de los diamantes o si se ponen fuertes barreras de entrada a un mercado determinado.

Conclusiones

Cualquier cosa o servicio tiene un valor determinado, que está directamente relacionado con su coste de producción, pero no necesariamente se corresponde con su precio que es lo que está dispuesto alguien a pagar por dicho activo o servicio sea ese precio en dinero, tiempo, esfuerzo o emociones. Pero es el mercado o sea la interrelación entre la oferta y la demanda el que realmente impulsa que el negocio pueda resolverse generando un valor añadido para una parte y una minusvalía o perdida para otra.

Hoy triunfa el que sabe vaciar su mente como si fuera una taza y asimilar las nuevas ideas y circunstancias y adaptarse a ellas como el agua, el que es capaz de entrenar o ser entregable respetando y motivando a sus equipos como una verdadera estructura de apoyo.

¿Cual fue su perfil de negociación en anteriores asuntos?

¿En que momento estamos de la negociación?

Quizás usted esté sobradamente cualificado para afrontar solo esa negociación en cualquier caso el primer paso en toda batalla es CONOCERSE A UNO MISMO y sus limitaciones.

Los mediadores profesionales o broker realizan una labor de expertice aportando la diligencia y experiencia para el buen fin y son imprescindibles cuando estamos en un mercado muy especializado o cerrado donde no tenemos acceso a toda la información...

Recomendaciones

Le invito reflexionar sobre ello y si el negocio, fusión, adquisición o venta son demasiado extraordinarios o fuera de su ámbito, experiencia o le afectan personalmente, pueden malograrse por una reacción irracional fruto de la emotividad del asunto, en esos casos lo mejor es contar con un negociador profesional.

Para todo este tipo de funciones y desarrollos es bueno contar con consejeros de confianza que ejerzan una labor de control y asesoramiento de la negociación, documentos y certificados

En resumen ¿Cuál es el valor de una empresa?

La respuesta a esta pregunta es “depende”. No es lo mismo calcular el valor de una empresa o negocio que se quiere liquidar que hacerlo con una empresa que va ha seguir con su actividad.
En APT y abogados 10, analizamos el entorno, la estrategia y los objetivos de cada Empresa, identificando las necesidades, elaborando documentos y métodos acordes con la estructura, los procesos y los recursos disponibles. Tutelamos y guiamos la correcta negociación desde su constitución a su validación y firma...

Recomendaciones

Basándonos en las guías y patrones para la trasmisión de empresas, en Abogados 10 y APT analizamos el entorno, la estrategia y los objetivos de cada Empresa Familiar, identificando las necesidades de formación, elaborando contenidos y métodos acordes con la estructura, los procesos y los recursos disponibles. Tutelamos y guiamos la TRANSMISIÓN.

La necesidad de actuación y tutela de la negociación está orientada a la consecución de objetivos fijados previamente por una estrategia.

- Transmisión de activos y pasivos de la empresa. Adecuamos todos los elementos de la estructura a los objetivos que perseguimos.

- Transmisión de procesos y sistemas creando los métodos adecuados. Para un resultado óptimo incidimos en los elementos necesarios para conseguir implantar aptitudes que generen ventajas competitivas.

- Tutoría o gerencia con profesionales que ejercen de puente durante un tiempo. Gestionar una empresa es una compleja actividad que no siempre puede realizarse de la forma apropiada. Nuestro sistema de trabajo se basa en desarrollar las competencias en el día a día de las decisiones y circunstancias de la empresa.