Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

CREACIÓN DE LA CORTE IBEROAMERICANA DE ARBITRAJE

Fruto del acuerdo de las Cámaras y organizaciones empresariales y de comercio iberoamericanas; de los Colegios y principales asociaciones de Abogados, representados por la Unión Iberoamericana de Abogados (UIBA), con colaboración de la Secretaria General Iberoamericana (SEGIB) y la Conferencia de Ministros de Justicia y de Economía Iberoamericanos (COMJIB), fue presentado en noviembre del pasado año el Centro de Arbitraje Iberoamericano (CAI) en el seno de la XXII Cumbre de Jefes de Estado que se celebró en Cádiz.

En el próximo Consejo de Delegados de la UIBA, que se celebrará a finales de este mes de abril en Portugal, la Agrupación pretende dar el ”empujón” final para la culminación de este nuevo Centro de Arbitraje

El Gobierno español ha hecho suyo el proyecto cuyos trabajos para la creación de la nueva organización arbitral se han materializado con el apoyo expreso del Secretario General de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique V. Iglesias, y bajo el impulso de la Unión Iberoamericana de Colegios de Abogados (UIBA) que preside Luis Martí Mingarro, quien junto a Roberto Busato, ex presidente de la Ordem dos Advogados do Brasil, hizo entrega de su protocolo de constitución al Ministro de Exteriores español, José Manuel García- Margallo, en el transcurso de los trabajos de la Cumbre.

El Centro de Arbitraje Iberoamericano contará con una estructura ágil, reducida y altamente cualificada, tendrá un carácter específicamente iberoamericano; es decir orientado a la resolución de conflictos que involucren a los operadores de cualquiera de los veintidós países que integran la conferencia iberoamericana. Sus idiomas de trabajo serán el español y el portugués.

La nueva institución arbitral de ámbito regional, pretende dar una respuesta adecuada a las demandas de los países iberoamericanos, de sus operadores económicos, actores sociales y de la abogacía organizada que con el respaldo del mayor número de Gobiernos estará al servicio tanto de arbitrajes comerciales como de futuras inversiones.

Con la creación de este nuevo foro de arbitraje, se impulsarán los mecanismos de coordinación entre los países iberoamericanos en materia de arbitraje que, más allá de sentar las bases para la conformación de una cultura arbitral común, permitirá compartir experiencias, propiciar la unificación de las reglas y legislaciones existentes y promoverá cambios en los tratados internacionales de los que son partes, así como adoptará posiciones y estrategias comunes en la celebración de nuevos acuerdos con terceros.

A través de esta iniciativa se abren las puertas a juristas iberoamericanos en el ámbito del arbitraje comercial, en general. Su escasa presencia en él hasta el momento se ha debido a las reducidas posibilidades de acceder tanto a la función de árbitros como a la de abogados de parte, generándose ahora un nuevo y extenso ámbito de profesionalidad.

Desde el momento de su presentació se ha comenzado a crear un Programa iberoamericano de formación continuada de especialistas en arbitraje que permitirá a los abogados desarrollar funciones de árbitros, de secretarios de tribunales y de abogados de parte respetando los principios y costumbres jurídicas del sistema continental en las que se han formado.