Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

DEFENSOR DEL PUEBLO DE ECUADOR DEMANDA A ESPAÑA...

El Defensor del Pueblo de Ecuador demanda a España ante el TEDH

Noticia.

Como ya adelantó FORJIB en su página web, el defensor del Pueblo de Ecuador, Ramiro Ribedeira, ha presentado ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) el caso de Oriundo de Macas, L.A. Solórzano, un ciudadano ecuatoriano que vive en España y que está sufriendo en primera persona el grave problema hipotecario.

"El gobierno debe asumir que la responsabilidad de este problema no es entre particulares, si no que es un problema público"

Con la presentación de este caso, la defensoría del pueblo de Ecuador pretende que el pronunciamiento del TEDH cree un precedente ante la situación que se está viviendo en España con respecto a las hipotecas. “Creemos que intentando mostrar y resolver una situación particular, podemos intentar resolver una situación colectiva”, aseguró a este medio Ramiro Ribederia, lo que tratan de hacer es un “litigio estratégico”. 

“El pueblo ecuatoriano es solidario con la situación que está viviendo España y esperamos que encuentran soluciones concretas”, 
afirma Ramiro Ribedeira.

Para el defensor del Pueblo de Ecuador, el principal problema es que en España se está vulnerando el derecho fundamental a la vivienda, y que además las familias desahuciadas se quedan con una deuda muy fuerte. “Queremos que reconozcan que la vivienda es un derecho humano fundamental y no solamente un bien, y que por tanto la normativa de España debería hacer prevaleces este derecho”, asegura el señor Ribederia a FORJIB.

La situación actual en España es realmente problemática, y ésta ya no tiene fronteras, puesto que el drama que se está viviendo en muchas familias no conoce de fronteras. “El pueblo ecuatoriano es solidario con la situación que está viviendo España y esperamos que encuentran soluciones concretas”, explicó el defensor del Pueblo de Ecuador.

El caso presentado ante el TEDH es uno de los muchos que están sucediendo en España desde hace ya bastante tiempo, y es que la coyuntura económica global no facilita nada el poder encontrar soluciones a casos tan dramáticos. Uno de los principales problemas con los que se encuentran las personas desahuciadas, es que además de quedarse sin hogar tienen que asumir una deuda, en muchos casos, muy elevadas, a las que no tiene recursos para afrontar, lo que limita mucho las opciones de salir de una situación económica muy complicada. 

Para Ramiro Ribedeira la decisión de ir al TEDH es un granito de arena más a todas las movilizaciones que se están haciendo en España y mantiene una optismo en cuanto al futuro del país. “Somos un aporte más a todo este movimiento, y estamos seguros que va a concluir con que existan las reformas necesarias para resolver esta crisis que vive España”, asegura.

Qué debe hacer el Gobierno

Lejos de tener la varita mágica, el Defensor del Pueblo de Ecuador si tiene algunas ideas sobre como deberían actuar los gobernantes para tratar de solucionar la situación actual en cuanto al sistema hipotecario. Para el señor Ribedeira lo fundamental es que el Gobierno asuma que éste es un problema público, y que la responsabilidad no es entre particulares, ya que en esta situación es la sociedad entera la que está involucrada.

“Cuando el Gobierno español asuma esta responsabilidad va a saber que debe reformar normativa y que debe hacer política pública que garantice que estos derechos no sean vulnerados, que garantice que va a haber desarrollo, paz, y protección de las personas en España. Esto solo va a venir dado cuando el Gobierno asuma que tiene un problema público por delante sobre el que tiene que involucrarse”, explica a este medio Ramiro Ribedeira.

El Defensor del Pueblo de Ecuador no ha querido perder la ocasión de destacar la reacción que han tenido los ciudadanos españoles ante la situación que se está viviendo en el país, y sobre este tema ha asegurado: “estamos satisfechos, porque nos damos cuenta que hay una sociedad que ha comprendido que tiene derechos por delante, que debe hacerlos respetar y vemos que asñi se ha manifestado la sociedad española”.