Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

DIALÉCTICA DE LA DEMOCRACIA...

Autor: Ricardo Sánchez, Abogado, Magíster en Filosofía y Doctor en Historia. Profesor Universidad Nacional de Colombia

En 1971 el reconocido investigador e ideólogo del socialismo latinoamericano Antonio García publicó sus reflexiones sobre la Dialéctica de la democracia. En 1987 apareció una nueva edición y ahora (2013) entra de nuevo en circulación. La razón de su vigencia editorial es la lograda exposición del autor de una temática polisémica y compleja. De hecho, toda la teoría política del poder, los partidos, las reformas y la revolución, tienen como columna vertebral la comprensión de la democracia en su doble manifestación: en los terrenos de la filosofía política y de las teorías del poder, y en los escrutinios y balances sobre sus experiencias reales en las distintas etapas del desarrollo histórico social.

“La teoría política del poder, los partidos, las reformas y la revolución, tienen como columna vertebral la comprensión de la democracia en los terrenos de la filosofía política y de las teorías del poder, y en los escrutinios y balances sobre sus experiencias reales en las distintas etapas del desarrollo histórico social”

Antonio García, cultivador de lecturas y debates como destacado profesor en Nuestra América y en la Universidad Nacional de Colombia, e investigador social de larga trayectoria, decidió con fortuna acometer la tarea de realizar una obra sobre la democracia en la teoría y en la práctica. En la juventud publicó lo que puede considerarse un anticipo: La democracia en la teoría y en la práctica (Bogotá: Editorial Espiral, 1951. Dos ediciones).

Dialéctica de la democracia está organizada en seis partes: 1. El proceso dialéctico de la democracia. 2. La democracia en América Latina. 3. El proceso democrático en Colombia. 4. La democracia y la crisis del capitalismo. 5. La cultura y la crisis del capitalismo. 6. Democracia orgánica y Estado popular hacia una concepción socialista de la democracia. Y un apéndice: El problema del Estado: del Estado popular al Estado socialista.

En el panorama de la literatura de reflexión política en Nuestra América, Dialéctica de la democracia se constituyó en un referente, clave en la historia del pensamiento latinoamericano. Muchas publicaciones se han hecho en el mundo académico sobre este tema, y sin embargo la obra de Antonio García ofrece unas guías de comprensión que justifican su puesta de nuevo en circulación editorial.

El método del libro sigue las pautas de Hegel y Marx, de allí lo preciso de su título: Dialéctica de la democracia (1). Este párrafo del autor ilustra el sentido de la democracia: “Pero lo verdaderamente útil es llegar a una filosofía de integración, que no descomponga y aísle los problemas económicos de los políticos o los políticos de los culturales, los problemas de forma y de espíritu de la democracia, los problemas de ordenación externa o los de autenticidad de representación popular, los problemas de medios o los de fines, sino que tome unos y otros para integrarlos en un sistema de pensamiento y de acción. Integrar debe tomarse aquí, no en el sentido mecánico de acoplamiento o ajuste de problemas e instituciones, sino en el de incorporación viva de los diversos factores a un cauce común, a un sistema de economía, de ordenación política, de cultura, de ética social. Un sistema de vida no sólo consiste en una suma aritmética de formas, sino en unos hábitos, una psicología, un espíritu, una teoría y una práctica” (p. 28).

Para Antonio García, además del escrutinio crítico de la cuestión democrática, hay que formular un programa, donde el entramado de los liberalismos, la democracia y el socialismo se resuelve con la formulación de la democracia socialista.

En este plano de análisis, la obra Dialéctica de la democracia desarrolla las formulaciones del liberalismo económico y absolutismo político, de república señorial y de oligarquía burguesa, como claves para la comprensión de nuestro desarrollo histórico y cómo se construyó la realidad y la ficción de la democracia en Nuestra América. Estos temas los presentó igualmente en otra obra suya, La estructura del atraso, publicada por Editorial Pleamar en 1969 en Buenos Aires.

El marxismo heterodoxo-disidente de Antonio García relieva su brillante escrutinio de la perspectiva global de la economía. Este libro lo presenta de manera afortunada en una compilación de tesis sobre la naturaleza del capitalismo contemporáneo, basado en los marxistas clásicos, como él lo dice: “El análisis objetivo del actual proceso de la economía norteamericana, permite confirmar la teoría marxista acerca de la concentración y monopolización económica (Lenin, Trotsky, Rosa Luxemburgo, P. Baran, Sweest, Huberman, Mandel, etc.) así como el carácter apologético de formulaciones como la de W. Rostow en “Etapas del Crecimiento Económico” (p. 82).

El pensamiento latinoamericano, como la propia realidad en que discurre, se presenta en la perspectiva internacional. Allí está su fortaleza, integrándose a las grandes fuerzas transformadoras de la sociedad: los trabajadores de toda condición. No se presenta como un nacionalismo doméstico, sino como parte de los pensamientos universales. El capitalismo hoy más que nunca es una estructura compleja, desigual y combinada, a nivel mundial.

Al asumir el estudio de la democracia como praxis social y cultural, económica y política, Antonio García presenta un aporte que es hoy clave para el pensamiento latinoamericano. En momentos en que renace la discusión, formulaciones y luchas por el socialismo del siglo XXI, este libro de Antonio García sigue interpelándonos. 

1. García, Antonio. Dialéctica de la democracia. Bogotá: Ediciones Desde Abajo, 2013. 3ra edición.