Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ECUADOR PIDE A LA CORTE PERMANENTE DE ARBITRAJE DETENER LA “CAMPAÑA DE DESPRESTIGIO” DE CHEVRON...

Ecuador solicitó a La Corte Permanente de Arbitraje o CPA adoptar medidas provisionales para detener una “campaña de desprestigio” que lleva adelante la petrolera estadounidense Chevron en contra del país, indicó el procurador general del Estado, Diego García.

El funcionario dijo que formalizó por escrito el pedido ante el “tribunal arbitral (CPA)”, con sede en la ciudad holandesa de La Haya, en vista de que a su juicio Chevron busca con la “campaña” desconocer una condena de una Corte ecuatoriana que le sentenció en 2011 a pagar 19.000 millones de dólares por daños ambientales en la Amazonía.

“Ecuador advierte al tribunal que debe impedir que Chevron continúe con esa estrategia”, dijo García a la agencia estatal de noticias Andes, tras acusar a la petrolera transnacional de “pretende afectar a la imagen del Ecuador”.

El miércoles, la CPA emitió un laudo parcial a favor de Chevron y de su filial Texaco, que exime a ambas de responsabilidades por cualquier reclamo ambiental colectivo, en las secuelas de una vieja disputa con indígenas ecuatorianos por contaminación.

No obstante, el jueves mismo el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, y el procurador García sostuvieron por separado que el laudo de la CPA no exime a Chevron y su filial Texaco por daños ocasionados a ciudadanos de su país.

Además, según agregó García, la petrolera estadounidense, amparada en ese laudo parcial, inició “una campaña de desprestigio” contra Ecuador. ”Nosotros esperamos que el tribunal (la CPA) entre en conocimiento de nuestro pedido de medidas provisionales y detenga la campaña mediática que Chevron tiene a escala mundial”, agregó el procurador.

La CPA es un organismo internacional con sede en la ciudad de La Haya, cuya finalidad es la resolución de controversias internacionales mediante una jurisdicción arbitral, a partir de tratados internacionales y otros convenios de arbitraje.

La petrolera enfrenta un juicio contra unos 30.000 indígenas y colonos de la Amazonía que la demandaron por contaminación ambiental causada de 1964 a 1990 por Texaco, posteriormente adquirida por Chevron en 2001, en la región de Lago Agrio.

La demanda, que inicialmente se presentó en Nueva York y luego se radicó en las cortes ecuatorianas, derivó en un fallo que condenó a la transnacional a pagar una millonaria indemnización.

La compañía, que rechaza el fallo, apeló la condena ante la Corte Nacional de Justicia de Ecuador (máximo tribunal nacional) que aún no concluye la revisión de la sentencia.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien inició esta semana una campaña mediática contra la multinacional, ha denunciado que Chevron desarrolla una campaña “criminal” contra su país en la que ha gastado unos 400 millones de dólares.

Chevron, que reniega de la condena ecuatoriana por considerar que el juicio fue producto de irregularidades y fraude de los abogados de los demandantes, interpuso en 2009 una demanda de arbitraje ante la CPA, convocada bajo la autoridad del Tratado Bilateral de Inversión entre Estados Unidos y Ecuador.

El tribunal ha emitido un fallo parcial a favor de la petrolera estadounidense, que sostiene que el laudo también le eximió de responsabilidad en los reclamos por daños ambientales que se le imputan, pero Quito niega tal aseveración.”Este fallo parcial, no exime a la petrolera de responder por los daños ambientales causados dentro de un juicio privado”, sostuvo también la ministra de Ambiente Lorena Tapia, quien señaló que la versión de la transnacional es absolutamente “falsa”.