Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ENTREVISTA A DON JORGE SALAVERRY

El sector de la Pymes, tanto en España como en Corea, nos interesa mucho

D. Jorge Salaverry. Secretario General de la Cámara de Comercio España-Corea

El mundo cada vez es más global e internacional, y las oportunidades de negocio pueden encontrarse en cualquier parte del mundo, pero cada vez es más importante contar con asociaciones que ayuden y apoyen a que las empresas puedan expandir sus negocios de una forma segura y eficaz. Las Cámaras de Comercio son un elemento fundamental en este tema, y los empresarios ya cuentan con una nueva Cámara, la de España-Corea, su Secretario General nos explica como al propio tejido empresarial le hacía falta, y además con el valor añadido de incorporar el mercado latinoamericano en ella. 

“La novedad dentro de la actividad de la Cámara de Comercio es precisamente la triangulación de operaciones entre España, Corea y América Latina”

Foro Jurídico Iberoamericano.- ¿Cómo surge la idea de la Cámara de Comercio España-Corea?

Jorge Salaverry.- En el transcurso de un desayuno con el embajador de la República de Corea en el despacho de Cremades & Calvo-Sotelo, le planteamos la posibilidad de crear una Cámara, dándose la casualidad de que él tenía la misma idea; fue como estar en el momento y en lugar oportuno y adecuado. A partir de ahí buscamos posibles socios y nos encontramos con empresas como El Corte Inglés, Repsol, el Banco Santander, EADS, Hyundai, Samsung, LG, KIA, Hanjin…

Todas estas empresas son muy grandes y se han hecho socios porque sienten que es la forma en la que ellas pueden apoyar una muy buena idea, un mecanismo adecuado, apropiado y eficaz para hacer que se multipliquen las operaciones comerciales y las inversiones entre ambos países.

En definitiva, el nacimiento de esta Cámara se da por la inquietud de la Embajada de la República de Corea en España y de un grupo de empresarios españoles conscientes de que Corea es un país muy dinámico y con una de las economías más desarrolladas del mundo. Era sorprendente que no existiera una Cámara de Comercio que vinculara empresarialmente a estos dos países. 

“Esta situación también está empujando a mucha gente y empresas a aventurarse a trabajar fuera, y esto enriquece tanto a los trabajadores como a las empresas que lo hacen porque adquieren experiencia fuera de su propio país”

FORJIB.- ¿Cómo está estructurada actualmente esta Cámara de Comercio?

J.S.- La Cámara, que se constituyó a mediados de 2012, tiene dos presidentes de honor: uno es el embajador de la República de Corea, Señor Dae-sung Oh, y el otro es D. Josep Piqué, ex ministro de Asuntos Exteriores y de Industrias de España. El presidente de la Cámara es D. Javier Cremades García, presidente y socio fundador del despacho de Cremades & Calvo-Sotelo.

“Muchas medianas empresas en España son muy ágiles y con una gran vocación de internacionalización, pero algunas carecen de ciertos
elementos que las Cámara les puede suplir”


FORJIB.- ¿Cuál es el objetivo que busca esta nueva Cámara de Comercio?

J.S.- El objetivo fundamental de la Cámara es aumentar el intercambio comercial y de inversión entre España y Corea, pero también la Cámara servirá como un puente para que empresas coreanas y españolas puedan ir juntas a América Latina. A pesar de que Corea del Sur tiene embajadas en casi todos los países latinoamericanos y una fuerte presencia empresarial allí, muchos empresarios coreanos sienten que, para realizar una nueva oleada de inversiones en la región, les convendría hacerlo junto con empresarios españoles, lo cual genera un esquema de triangulación (España-Corea del Sur-América Latina) muy importante y novedoso.

Otro de nuestros principales objetivos es dar apoyo a las Pymes, ya que para este sector la Cámara de Comercio España-Corea resulta de gran ayuda. Muchas medianas empresas en España son muy ágiles y con una gran vocación de internacionalización, pero algunas carecen de ciertos elementos que las Cámara les puede suplir. El sector de las Pymes, tanto en España como en Corea nos interesa mucho, lo mismo que nos vamos a interesar por este sector en América Latina dentro de la triangulación que se plantea.

FORJIB.- ¿Por qué Corea cree en la importancia de fusionarse con España a la hora de realizar nuevas inversiones en América Latina?

J.S.- Las empresas españolas están muy bien implantadas en América Latina y cuentan con fuertes vínculos por razones culturales, históricas y de idioma que facilita el entendimiento mutuo. Este es un punto clave por el que los coreanos piensan que invirtiendo junto con los empresarios españoles pueden ser más exitosos. Esta triangulación es un esquema novedoso en el cual se juntan diferentes experiencias y capacidades para que se logre un mejor resultado, y la idea, por supuesto, es que todas las partes involucradas salgan ganando.

FORJIB.- ¿Cómo va a acoger América Latina esta triangulación de operaciones?

J.S.- Ya hemos comenzado a presentar la iniciativa. La primera reunión la hemos tenido en el marco de un almuerzo de trabajo con los embajadores de los países que forman la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Chile y Perú). A todos ellos les ha parecido una idea muy interesante. Colombia, Chile y Perú cuentan ya con un tratado de libre comercio con Corea, y México lo está negociando, pero todos ven muy positiva esta nueva iniciativa porque confían en la fuerza del sector empresarial de sus respectivos países, en la experiencia de las empresas españolas y en la fortaleza tecnológica de las empresas coreanas.

FORJIB.- ¿Qué valor añadido aporta a los empresarios de las tres partes implicadas en esta triangulación la creación de esta nueva Cámara de Comercio?

J.S.- La Cámara de Comercio lo que hace es incentivar el encuentro entre los empresarios de las tres partes. Facilita la creación de condiciones gracias a las cuales futuras operaciones y encuentros se puedan dar. La Cámara pone iniciativas sobre la mesa, entusiasma a los empresarios, y les da a conocer los beneficios que se pueden obtener. En definitiva, trabaja como una especie de elemento multiplicador para que todo esto se vaya dando.

Las triangulaciones entre España, Corea y Latinoamérica se dan precisamente porque cada una de las partes aporta algo. Corea es un país con mucha tecnología puntera y que en estos momentos tiene una gran capacidad financiera; las empresas españolas cuentan con una gran experiencia en América Latina y tienen una gran capacidad de relacionarse. Si juntas estos factores se crea una unidad más sólida y con mayores posibilidades de tener éxito. Y por supuesto, este éxito se conseguirá junto a empresarios del país donde se vayan a implantar, porque cada vez es más evidente la importancia de tener buenos socios locales.

O sea que esto es una forma no sólo de que la inversión española crezca en América Latina, sino que esto servirá a su vez para que en el futuro las empresas españolas, junto con las coreanas y las latinoamericanas den el salto a Asia.

FORJIB.- ¿Es fácil conseguir socios locales en Latinoamérica?

J.S.- Ese es uno de los puntos en donde la Cámara de Comercio puede ayudar, porque hay que tener mucho cuidado a la hora de seleccionar a los socios. Es muy importante identificar a socios que tengan una trayectoria empresarial conocida, limpia y eficaz para que todo vaya bien.

FORJIB.- ¿Cuáles son las principales precauciones que debe tener una empresa cuando va a implantarse a otro país?

J.S.- Tener una contraparte societaria confiable en el país donde vayan a asentarse es fundamental, así como contar con una asistencia jurídica apropiada, fiable y eficaz que lleve de la mano al empresario en todas sus necesidades legales, fiscales, etc. Esto es fundamental.

FORJIB.- ¿Nos hace falta un poco de entusiasmo y de fe para salir de la crisis económica que vive actualmente España e iniciativas de este tipo son las que lo consiguen?

J.S.- El comercio exterior español está creciendo y es lo que en gran parte está apoyando a la economía actualmente. Hay empresarios muy buenos en España, con gran capacidad y experiencia internacional, pero esta iniciativa de la Cámara, tanto a nivel bilateral como triangular, suma y ayuda a que los empresarios salgan aún más confiados. A los españoles entusiasmo no les falta.

Actualmente España está pasando un momento malo, del cual, sin duda, va a salir, pero esta situación también está empujando a mucha gente y empresas a aventurarse a trabajar fuera, y esto enriquece tanto a los trabajadores como a las empresas que lo hacen porque adquieren experiencia fuera de su propio país. A posteriori, esa experiencia redundará en beneficios para España una vez que regresen quienes por necesidad hayan tenido que trabajar en otros países. No olvidemos que este es un mundo cada vez más globalizado y hay que estar atentos a las oportunidades comerciales y de inversión más allá de nuestras fronteras. Para eso se ha creado la Cámara de Comercio España-Corea.