Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

UN PRIMER PASO PARA SEGUIR VIVO...

Autor: Enique Rasche Santaolalla. CEO en Endow It online y DIRCOM de la editorial Rasche.

Cuantos más análisis de entornos online corporativos veo, más me sorprende el inmovilismo en La Red que caracteriza no sólo al sector jurídico, sino a buena parte de nuestro entorno empresarial en términos generales. Y en los tiempos que corren, este hecho es un riesgo que ninguna empresa debería asumir. Pocos pueden vivir de las rentas, y los datos están ahí, aplastantes. Un concepto, los despachos de abogados son empresas, y cada vez más, tienen la necesidad de gestionarse como tal...

La penetración de Internet en los hogares españoles supera el setenta por cierto, y a esta cifra hay que sumarle aquellos usuarios que no teniendo conexión en casa si la tienen en sus puestos de trabajo. Desde allí realizan búsquedas en Internet para encontrar aquel producto o servicio que necesitan.

Este dato puede parecer irrelevante, pero quizá no lo sea… La tendencia en cuanto al uso de Internet, revela que la práctica totalidad de los usuarios españoles realizan una búsqueda de información previa a la compra de un producto, o a la contratación de un servicio, que incide en la toma de decisión final respecto a la contratación o compra.

Ya es creencia generalizada que no es suficiente con tener un sitio web corporativo que genere una comunicación unilateral y mediante el cual la empresa lance mensajes, desde mi punto de vista, en última instancia, comerciales respecto a sí misma.

Por que el fin último de cualquier empresa es vender. Independientemente de la labor social que realice mediante la generación de empleo; la política de responsabilidad corporativa que aplique en términos medioambientales; el compromiso que pueda llegar a adquirir con el cliente interno; la aportación social que pueda llegar a realizar mediante su propia actividad; o un largo etcétera de buenas prácticas, necesarias; y de carácter obligatorio en aras del Principio del Bien Común, su fin último no puede dejar de ser vender.

Decíamos que ya es creencia generalizada que no es suficiente con tener un sitio web corporativo que genere una comunicación unilateral. Los algoritmos aplicados a los motores de búsqueda, el posicionamiento SMO, la gran oferta de tipos de publicidad online que existe, el peso específico que han adoptado los bloggers en las decisiones de compra y la credibilidad que el usuario final hace de sus contenidos, la constante evolución de las redes sociales como motores de búsqueda de información y contraste de la ya adquirida… en definitiva, la aparición de una realidad virtual cuyo peso específico gana enteros, cada día que pasa, a los tipos de comunicación, convencional y no convencional, que se desarrollan en el entorno offline, hacen que la necesidad de adaptación de las empresas al entorno online en su máximo desarrollo sea una realidad.

Pero para un número importante de empresas la adaptación de su entorno online, a esa realidad que comentábamos, no es suficiente.

En España, según el Informe Económico presentado por ESADE en enero del dos mil doce, ya habían desaparecido en esa fecha casi doscientas veinte mil empresas desde el año dos mil ocho. Esto incide directamente en el consumo, y nos afectan a todos.

Quizá muchas empresas deban dar un paso más, y adaptar su modelo de negocio al avance constante de las nuevas tecnologías. Por que en un número elevado de casos no sólo es cuestión de salir de un modelo online antiguo, no optimizado, y rígido. Es cuestión de adaptar un modelo de negocio a las nuevas oportunidades que ofrece un entorno por trillar…

Pensemos qué sabemos hacer y quién nos lo puede comprar, dónde y cómo. Por que esto va de vender.

Pensemos qué podemos hacer para seguir vivos en términos empresariales, por que el instinto de supervivencia es condición del espíritu humano. Y las personas jurídicas son gestionadas por personas físicas, todos queremos seguir, y al final habrá para aquellos que sepan verlo…

Como decía aquel, es complicado obtener resultados nuevos haciendo lo mismo de siempre. Creo que una reflexión en este sentido es un buen primer paso. El segundo, contar con profesionales cualificados para poder abrirnos las puertas de un entorno que ofrece multitud de oportunidades: el entorno online.

 
¿Cómo nos puede ayudar el entorno online a cambiar o ampliar nuestro modelo de negocio?

Un simple Vector de Crecimiento 
(Análisis Ansoff en términos generales)