Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ENTREVISTA A CONSTANZA VERGARA JAAKKOLA...

“Somos un colectivo que cada vez se implica más y se organiza mejor para ayudar”

Constanza Vergara Jaakkola, socia y directora Corporativa de Pérez-Llorca

La Responsabilidad de los despachos de abogados para con la sociedad es una máxima dentro de los bufetes a nivel mundial, aunque existen sociedades como la anglosajona donde está mucho más desarrollada, España continúa avanzando y creciendo en este sentido. Las líneas de actuación de los abogados españoles siguen fundamentalmente los trabajos Pro Bono, y la directora Corporativa de Pérez-Llorca nos explica porque esta línea de trabajo. 

Foro Jurídico Iberoamericano.- ¿Qué supone la RSC para un bufete de abogados?

Constanza Vergara.- Para nosotros con la RSC, y en concreto con las actividades de Pro Bono, lo que pretendemos es ayudar a las personas más desfavorecidas de nuestro entorno. Queremos devolver a la sociedad lo que nos presta y creemos que el mejor modo de hacerlo es con nuestro trabajo y contribuyendo a crear un sistema legal justo y equitativo. En estos momentos, los profesionales que trabajan en Pérez-Llorca, y el propio Despacho, colaboran con diversas fundaciones y ONG en distintos ámbitos y con diferentes colectivos como la infancia, los inmigrantes o las personas con discapacidad. 

“El Pro Bono es lo que nos distingue de otros colectivos y donde pensamos que podemos aportar más valor, por eso preferimos centrarnos el máximo posible en él”

FORJIB.- ¿Cómo se involucra a los abogados dentro de la Responsabilidad Social?

C.V.- En nuestro Despacho tenemos mucha suerte porque siempre hay un amplio número de abogados voluntarios para realizar actividades de Pro Bono, y de staff cuando se trata de la RSC. Sienten la importancia de estas actividades y se prestan voluntarios para llevarlas a cabo, por lo que el Despacho no tiene que hacer una campaña de concienciación interna para que dediquen su tiempo a estas acciones sociales, sino que sale de ellos mismos colaborar en diferentes proyectos.

FORJIB.- ¿Es fácil que los profesionales puedan sacar tiempo para la RSC?

C.V.- No es tarea fácil, pero lo consiguen y desde el Despacho intentamos ayudarles a organizarse. Hay actividades de Pro Bono o de RSC que incluso requieren de su tiempo el fin de semana, lo cual es muy revelador de su gran entrega. Para ayudar a los abogados a conciliar su trabajo en el Despacho con su trabajo en estas actividades, Pérez-Llorca puso en marcha en 2009 un Comité Pro Bono, formado por distintos socios, abogados y staff de la firma, desde el que fomentamos la participación de nuestros profesionales en estas actividades y les apoyamos en todo lo que
necesiten. 

“Sería muy beneficioso que todos los Despachos trabajáramos en una misma dirección y definiéramos en qué consisten las actividades de Pro Bono en los despachos de abogados, a nivel global”

FORJIB.- ¿Cree que dada la responsabilidad que lleva implícita la profesión de abogado hace que los profesionales tengan una mayor implicación en este tema?

C.V.- Estoy segura de que tiene mucho que ver, pero no podría decir si influye más que en otras profesiones. Lo que sí puedo afirmar es que este es un colectivo que cada vez se implica más, y que cada vez se organiza mejor para ayudar. Lo que antes se hacía de forma voluntaria, sin apenas organización, sin buscar nexos de unión entre unas actividades y otras para crear sinergias de trabajo, ahora se ha ordenado y se ha profesionalizado para que estas actividades sociales tengan mayores frutos y se consigan más resultados tangibles.

FORJIB.- ¿Cómo se puede potenciar la responsabilidad entre los abogados?

C.V.- Desde mi punto de vista hay dos formas de potenciar esta responsabilidad. Por un lado, dando a conocer las actividades que cada despacho hace, procurando siempre que la comunicación de las actividades que se realizan, aun cuando conlleva una inevitable publicidad, no se convierta en una herramienta de marketing de la firma, porque eso podría desnaturalizar el verdadero sentido de las actuaciones de Pro Bono o de RSC. Conocer la acción social de otras empresas, u otros despachos, e incluso otros compañeros del mismo despacho, aporta ideas nuevas de las que se puede aprender y nos recuerda que hay mucho por hacer. 

Por otro lado, otra manera de potenciar esta responsabilidad es mediante el fomento y la puesta en marcha de acciones conjuntas entre los distintos despachos y asesorías jurídicas de empresas, como ya se ha ido haciendo en varios proyectos de formación (Programa Conoce tus Leyes, Programa Conoce tus Derechos, etc.).

“Conocer la acción social de otras empresas, u otros despachos, e incluso otros compañeros del mismo despacho, aporta ideas nuevas de las que se puede aprender y nos recuerda que hay mucho por hacer”

FORJIB.- ¿Cree que la RSC cuenta con una verdadera unión internacional?

C.V.- Algunos países como los anglosajones están más avanzados que nosotros en estos asuntos, pero cada vez hay más acción conjunta. De hecho, existen foros como por ejemplo, el PILnet European Pro Bono Forum, que el año pasado tuvo lugar en España, y en el que participamos varios despachos.

FORJIB.- ¿Qué se debería trabajar para que existieran unas bases de RSC internacionales?

C.V.- Creo que sería muy beneficioso que todos los Despachos trabajáramos en una misma dirección y definiéramos en qué consisten las actividades de Pro Bono en los despachos de abogados, a nivel global. Esto, de hecho, es algo que ya se está intentando promover cada vez más. Un trabajo conjunto en este sentido ayuda a establecer las bases de nuestras actividades en este campo y a profesionalizarlas. Los despachos anglosajones tienen mucho camino recorrido del que podríamos aprender otros para, aportando también nuestro know-how, llegar todos juntos a establecer unas bases comunes en materia de Pro Bono.

FORJIB.- ¿Los colegios profesionales cuentan con una verdadera política de RSC?

C.V.- El que mejor conozco es el del ICAM, y desde luego se preocupa mucho por este tema. Tanto que creó el Centro de Responsabilidad Social de la Abogacía para desarrollar lo que el Colegio denomina la Responsabilidad Social del Abogado (RSA) que parte del concepto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). La idea del Centro del ICAM es que los letrados podamos devolver a la sociedad todo lo que ella nos proporciona, y una de las formas en que podemos hacerlo es a través de acciones de Pro Bono. Creo que esta es una iniciativa muy acertada, creada hace ya cinco años, gracias a la cual el ICAM ha contribuido a fomentar la acción social y el voluntariado social mediante trabajos de Pro Bono y otros programas de acción social.

FORJIB.- Teniendo en cuenta que en España existe la Asistencia Jurídica Gratuita, ¿qué finalidad tiene el trabajo Pro Bono?

C.V.- Efectivamente, la Asistencia Jurídica Gratuita realiza una labor esencial. La actividad Pro Bono es paralela y en ningún caso la sustituye, sino que pretende ser un complemento a esta. Creo que ambas actividades tienen el mismo fin, que es ayudar a los más desfavorecidos, por lo que no creo que una compita con la otra sino que se favorecen mutuamente.

FORJIB.- ¿Por qué cree que dentro del sector de la abogacía cuando se habla de RSC únicamente se piensa en Pro Bono?

C.V.- Aunque nos ocupamos de cuestiones de RSC en sentido amplio, el Pro Bono es lo que nos distingue de otros colectivos y donde pensamos que podemos aportar más valor, por eso preferimos centrarnos el máximo posible en él.