Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ENTREVISTA A JOSÉ ANTONIO SILVA E SOUSA...

“Los temas de derecho de empresa, bancario y financiero tienen que estar en la primera línea de nuestras preocupaciones”

José Antonio Silva e Sousa, socio-fundador de Silva e Sousa & Asociados (Portugal) y de Silva e Sousa, Sevilla, Espar & de la Serna (España)

La internacionalización de las empresas se ha convertido en el día a día del Derecho de Empresa, pero todavía queda mucho por hacer en cuanto al desarrollo empresarial a nivel mundial.

Foro Jurídico Iberoamericano.- ¿La internacionalización de la empresas es la única forma de hacer crecer un negocio?

José Antonio Silva e Sousa.- En este momento el gran reto que tienen las empresas es la internacionalización y la apertura a la innovación. Y este pensamiento es el que te hace valorar las empresas como de futuro y de éxito, o las que están encadenadas al pasado. Sin duda, lo que marca hoy en día el éxito son estos dos factores, pero cuando hablamos de internacionalización también tenemos que hablar de apertura a la multiculturalidad, es decir, no solo hay que pensar en llegar más lejos, sino sobre todo en que nos tenemos que acomodar a las culturas más distantes. Cuando seamos capaces de adaptarnos a las diferencias culturales tendremos medio camino andado hacia el éxito.

FORJIB.- ¿Están los empresarios preparados para esa apertura a la multiculturalidad?

J.A.S.S.- En este momento se está haciendo un gran esfuerzo. Sobre todo hay una gran voluntad de cambiar el sistema. Hoy vemos que las organizaciones empresariales, las comunidades autónomas y los propios Gobierno Centrales están apostando por la internacionalización. Y por ello, la primera experiencia que un empresario tiene cuando sale de su país es que tiene que adaptarse a las condiciones locales de donde está. En este sentido, tanto los portugueses como los españoles somos expertos, ya que tenemos una tradición histórica de adaptación a otras circunstancias que no son las nuestras, por lo que tenemos ventaja en relación a otros pueblos un poco mas cerrados.

FORJIB.- ¿La crisis económica nos ha abierto los ojos sobre la importancia de la internacionalización?

J.A.S.S.- La crisis económica ha sido importante por las conexiones históricas y culturales que España y Portugal tienen en el mundo. Es decir, nuestras lenguas son dos de los idiomas más hablados en todo ell mundo, y tenemos conexiones especiales con países que, antiguamente, han sido desconocidos y emergentes, pero que hoy son grandes economías en gran crecimiento.

Por otro lado, considero que los portugueses y los españoles “sienten” Iberoamerica - y los portugueses África - como ningún otro pueblo, y hay reciprocidad en ese cariño. Eso nos trae ventajas que nos han permitido, en un momento de crisis interna, poder expandirnos en el exterior y recibir grandes inversiones de los países que comulgan nuestros idiomas. Además, hemos tenido suerte a la hora de encontrar grandes retos en los países de la comunidad iberoamericana Existen grandes retos de modernización en los que la presencia de las empresas españolas y portuguesas ha sido muy beneficiosa, puesto que son empresas que se han incorporado bien dentro del sistema local y han sabido aprovechar las ventajas que tiene todo ese proceso de modernización. 

“La innovación tiene que llegar a la gestión, sobre todo para que proporcione de nuevo liderazgos fuertes. Tenemos un problema de base y es que los liderazgos están en crisis”

FORJIB.- ¿España y Portugal podrían tener mayor fuerza empresarial si tuvieran mayores alianzas?

J.A.S.S.- Totalmente, aunque se están dando pasos enormes. Hemos podido ver los resultados económicos de las exportaciones e importaciones entre España y Portugal y, en un año de crisis como el 2013, han crecido casi el 10%, y eso es una señal de que el cruce de los mercados está funcionando. Hoy España y Portugal son economías inter-dependientes y en una situación de crisis como la actual se nota todavía más la importancia que cada uno de los países tiene para el otro. España exporta más para Portugal que para el conjunto de todos los países de America, incluyendo todos los países Iberoamericanos y Estados Unidos. Esto demuestra bien la atención que la buena relación ibérica merece.

FORJIB.- ¿Qué pasos se deberían dar para crear una verdadera comunidad Ibérica?

J.A.S.S.- Mucho se ha hecho ya, pero todavía hay pasos que tienen que ser dados sobre todo hacia crear objetivos comunes, y para mi los más importantes son los que hable al principio, la internacionalización y la apertura a la innovación. Cuando creamos objetivos comunes, estamos creando cohesión interna para alcanzarlos y eso tiene que ser transversal a las dos economías.

Tenemos centros de investigación de primer nivel mundial tanto en España como Portugal, pero hay que cruzarlos con las empresas, con las personas. Entre los dos países tenemos 60 millones de personas lo que supone una comunidad mucho mayor que la que tiene un solo país, y tenemos que aprovecharlo para cruzar innovación entre las empresas del espacio ibérico para posteriormente proyectarlas en el mercado internacional, esto es lo que nos puede diferenciar del resto. Tenemos que crear un Mercado Económico Ibérico preparado para los grandes retos del futuro.

FORJIB.- ¿El Derecho de empresa, que en ocasiones es muy localista, impedimenta que se puedan realizar mayores alianzas entre España y Portugal?

J.A.S.S.- Más que el derecho de empresa, la burocracia que existe para la constitución y vida de sociedades, estamos en el S. XXI y el abanico de posibilidades que nos permite la tecnología nos obliga a crear espacios de facilitación de negocios, a nivel no solo ibérico sino también internacional.

En el derecho de empresa hay que pensar en la parte de la reglamentación de la importación y exportación de capitales, esto es muy importante para la seguridad de un empresario. Los temas de derecho de empresa, bancario y financiero tienen que estar en la primera línea de nuestras preocupaciones.

En Portugal tenemos un sistema de creación de empresas muy bueno, el “Empresa en la Hora” ya que en algunos minutos el Estado proporciona a cualquier inversor la constitución de una sociedad. Este sistema podría ser replicado en España o en cualquier país de América Latina. En España existen otros mecanismo que están funcionando muy bien y que también podrían ser aprovechados como modelos en otros países. Hace falta más diálogo en el marco jurídico iberoamericano como forma de proyección de lo mejor que tiene cada uno de sus miembros.

FORJIB.- ¿Por qué es tan difícil este diálogo?

J.A.A.S.- Hay un problema de base, que es la distancia, todavía no estamos tan cerca como pensamos. Los viajes son difíciles y caros y la movilidad y circulación de personas no es tan grande como se esperaría. En este sentido, no podemos esperar que sea un problema que se solucione rápidamente, pero se está avanzando poco a poco.

Necesitamos tener un estado de derecho semejante en todos los países de la comunidad iberoamericana, porque un estado de derecho no es solo la garantía de los negocios, sino sobre todo supone la garantía de la democracia. Solo el Estado de Derecho y una Justicia segura y creíble permiten que el Estado sea previsible y atractivo. El modelo que tenemos en Europa podría ser estudiando como un modelo o una propuesta de acercamiento de pueblos más que un modelo de acercamiento de sistemas económicos. 

“Necesitamos tener un estado de derecho semejante en todos los países de la comunidad iberoamericana, porque un estado de derecho no es solo la garantía de los negocios, sino sobre todo supone la garantía de la democracia”

FORJIB.- ¿El sistema político apoya y ayuda la internacionalización de sus empresas? 

J.A.S.S.- Hay algunos apoyos, pero tímidos. Se estimula mucho la exportación de productos pero tenemos que estimular la polarización internacional de nuestras empresas y la ayuda entre ellas.
Creo que los fondos de apoyo a la internacionalización deberían ya haber provocado un retorno mayor en las economías. Quizás las inversiones deberían ser más focalizadas en países con los cuales tenemos más facilidades de contactos. Pero, repito, tenemos que ser respetuosos con la cultura, la organización y el funcionamiento del país para donde vamos, no podemos ir con la idea de que vamos a imponer nuestros criterios y modelos. Espero que los políticos den ejemplo y estimulen el respecto. 

FORJIB.- ¿Hacia donde se debería desarrollar la innovación de las empresas?

J.A.S.S.- La innovación tiene que llegar a la gestión, sobre todo para que proporcione de nuevo liderazgos fuertes. Tenemos un problema de base y es que los liderazgos están en crisis, hay que conseguir nuevos modelos de liderazgo que puedas sentir como referencia no solo para tu empresa sino también para tu país. El diálogo está cambiando, tenemos figuras nuevas en el cuadro mundial que es están imponiendo porque tienen una nueva forma de hablar.

La innovación no está solo en la nueva tecnología sino también en el modelo de gestión, en la imagen que promueves y sobre todo en la culturalización. Innovar es descubrir antes que los otros, pero también aplicar ese descubrimiento como una plus valía que es tuya y está volcada en mejorar tu mercado. El mundo está cambiando y se exige innovación para atender a los nuevos retos que se están colocando.

FORJIB.- ¿Qué hueco tienen las Pymes y a los autónomos dentro del tejido empresarial?

J.A.S.S.- Hay un punto básico: se empieza a entender el mundo empresarial a partir de la innovación y de la capacidad para internacionalización. Entonces, ya no existen grandes o pequeñas empresas, sino compañías de éxito y de futuro o compañías que no lo son. Si tengo una gran empresas pero que está absolutamente alejada de estos dos principios no tendrá ningún futuro y los resultados no van a ser buenos. Prefiero tener una empresa mas pequeña pero que este entrando bien en nuevos mercado con sus marcas y sus productos innovadores. 

“Hoy España y Portugal son economías interdependientes y en una situación de crisis como la actual se nota todavía más la importancia que cada uno de los países tiene para el otro”

FORJIB.- ¿Se debería cambiar el concepto de empresa que tenemos actualmente?

J.A.S.S.- Totalmente. Y principalmente porque poco a poco estamos dejando el concepto de empresa y lo estamos sustituyendo por el de “negocio”. Una sociedad de una o dos personas - como la mayoría - no es una verdadera empresa, es un “negocio”.

Los Bancos tienen que dejar de pensar en los créditos partiendo de las garantías, para encarar los créditos desde las ideas. Este es el gran reto que tienen actualmente los bancos, sería muy importante que estuvieran preparados para este nuevo partido que les toca jugar. Este concepto implica que los bancos comiencen a valorar las ideas, y esto va a desarrollar una nueva línea de negocio con respecto a lo que pueden aportar las empresas consultoras en cuanto a la valoración de ideas y seguimiento del negocio del emprendedor.

El modelo que tenemos en la banca se ha demostrado que tiene que cambiar. Necesitas tener un modelo de negocio nuevo basado en la innovación, pero sobre todo en el apoyo concreto al negocio concreto y a la idea que existe detrás de él.

FORJIB.- ¿El concepto que tenemos de empresario y de empresa en la actualidad está obsoleto?

J.A.S.S.- Creo que si. Además se han entrado en exageraciones porque la gestión ha tenido siempre como principal objetivo la ganancia para los accionistas. En una empresa todos tienen que ganar: desde el proveedor hasta el trabajador, el gestor, y el propio accionista, cada uno de ellos en la medida justa.

FORJIB.- ¿La globalización debe llegar primero a la gestión y el funcionamiento interno de las empresas?

J.A.S.S.- Claro, porque además en la actualidad tenemos oportunidades como nunca las ha tenido el sector empresarial. Si una persona con un ordenador puede convocar una manifestación de un millón de personas, solo hay que imaginar las opciones que existen para una empresa. Hoy tenemos acceso a información que no pensábamos hace cinco años y eso nos permite tomar decisiones basadas en datos muy concretos. Esto son oportunidades que están pasando delante de nuestros ojos.

FORJIB.- ¿Los empresarios son conscientes de la cantidad de oportunidades que existen en la actualidad?

J.A.S.S.- Los buenos empresarios están sacando partido de todas estas oportunidades. Lo que debemos ser conscientes es de que el abanico de posibilidades que tenemos debe ser aprovechado no solo en un perspectiva de ganancia personal sino también de ganancia de la comunidad.

Hoy participamos cada vez más directamente en la construcción de nuestro mundo. Pero no solo el mundo particular de cada uno de nosotros, ya que donde quiera que estés te exigen responsabilidad social. Los Estados están abandonando la responsabilidad social, y las empresas tienen que ser el sustituto del Estado. Es ese modelo mas participativo el que tiene que ser pensado en un cuadro empresarial del S.XXI.

FORJIB.- ¿Cuándo se conseguirá que la ciudadanía iberoamericana tenga un verdadero peso
empresarial?


J.A.S.S.- En primer lugar tenemos que saber que queremos de Iberoamérica y que quieren ellos de nosotros. Por ahora únicamente sabemos que tenemos grandes retos en ambos lados, retos que en América Latina, desde mi punto de vista, están concentrados sobre todo en la modernización y en la integración regional. Pero en este sentido debemos conocer que papel queremos tener allí y que papel quieren ellos que tengamos nosotros los europeos. Esto son cuestiones que deben ser resueltas y que las Cumbres Iberoamericanas no nos han contestado hasta ahora. A este respecto quiero referir que UIBA esta haciendo un papel extraordinario, pero se necesita abrir mucho más el diálogo, no podemos concentrarnos en que son países de oportunidades, sino que debemos concentrarnos en que son países con quien nosotros tenemos un diálogo muy fácil.