Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ENTREVISTA A MARÍA GRACIELA OCAÑA...

Debe existir una clara vocación política de perseguir y condenar el lavado de dinero

Dña. María Graciela Ocaña, Diputada Nacional de la H. Cámara de Diputados de la Nación (Argentina)

Foro Jurídico Iberoamericano.- ¿Cómo actúa un Gobierno para prevenir el blanqueo de capitales?

Dña. María Graciela Ocaña.- Comenzaré por efectuar una aclaración metodológica a efectos de despejar una posible confusión con la utilización de términos utilizados en el cuestionario. Partiré de la presunción que “blanqueo de capitales” se utiliza como sinónimo de lavado de dinero o lavado de activos de origen delictivo.

En la República Argentina, el término “blanqueo de capitales” refiere, en general, a los dineros provenientes de la evasión fiscal. Quedarían, así excluidos los capitales originados en actividades delictivas tales como el narcotráfico, terrorismo, trata de personas, etc.

En primer lugar adopta o genera un marco jurídico sobre el cual asentar las bases y guías de las políticas para prevenir y combatir el encubrimiento y el lavado de activos de origen delictivo. En segundo lugar, sustentados en la legislación previamente sancionada, se crean los organismos encargados de ejecutar y hacer cumplir dichas políticas, asegurando que cuenten con el financiamiento y personal necesario. Por último, el Estado adopta un rol activo monitoreando las operaciones sospechosas, supervisando a los sujetos obligados y promoviendo las acciones ante la Justicia. 

“En lugar de endurecer las leyes que persiguen este delito, se debería hacer cumplir con las que existen actualmente”

FORJIB.- A nivel legal, ¿qué medidas se toman para luchar contra este delito?

M.G.O.- Se adopta legislación específica, se incorporan al Código Penal las figuras típicas relacionadas con estos delitos, se adopta las recomendaciones de los organismos internacionales en la materia, se crean unidades especializadas para la investigación y control y se sancionan normas administrativas para el mercado financiero y de capitales.

Todas esta medidas han sido adoptadas en la República Argentina, sin embargo hasta el momento no ha funcionado con eficiencia los organismos de prevención, principalmente la Unidad de Información Financiera (UIF) ni la Superintendencia de Entidades Financieras, dependiente del BCRA. Este hecho se debe a la baja calidad institucional de esos organismos y a la falta de decisión de los organismos del Estado para llevar adelante políticas antilavado.

“Difícilmente se producirían delitos de lavado de activos sin la existencia de paraísos fiscales”

FORJIB.- ¿Cuál es la relación que tiene el blanqueo de capitales con los paraísos fiscales?

M.G.O.- La relación es fundamental y estrecha. Difícilmente se producirían delitos de lavado de activos sin la existencia de paraísos fiscales. Estos últimos, se transforman en los canales a través de los cuales fluyen los fondos de origen ilícito. Son la escala necesaria, o el primer punto, del circuito de lavado de activos. A partir de ellos, se comienza a diluir u ocultar el origen y la propiedad de los fondos. Este tipo de paraísos facilitan la creación de empresas o sociedades “vehículos” con mínimos requisititos y bajos o nulos impuestos a través de las cuales se puede dirigir o canalizar fondos hacia terceros paises.

“El sistema financiero de los países que permiten o no persiguen este tipo de operaciones va perdiendo integridad y seguridad”

FORJIB.- ¿Existen tratados internacionales con los que luchar contra los paraísos fiscales?

M.G.O.- La Organización para la Cooperación Económica y Desarrollo, OECD por sus siglas en inglés, cuenta con 34 miembros (la República Argentina no es miembro) y con algunos países que colaboran o cooperan (Rusia, Brasil, India, China, Indonesia y Sudáfrica) desarrolló en conjunto con el Consejo de Europa la Convención para la Asistencia Administrativa Mutua en Asuntos Fiscales (Convention on Mutual Administrative Assistance in Tax Matters). Este tratado persigue el intercambio de información de forma automática entre los Estados signatarios con el objeto de evitar la evasión fiscal.

La Unión Europea va logrando consenso entre sus miembros para lograr un acuerdo de intercambio automático de información bancaria. Dicha iniciativa cuenta hoy con el apoyo de Inglaterra, Francia, Alemania, Italia y España. La iniciativa toma como modelo la legislación de los Estados Unidos de Norteamérica denominada Foreign Account Tax Compliance Act (FATCA). Bajo esta norma los contribuyentes estadounidenses que cuenten con bienes financieros radicados en el extranjero que superen determinado momento debe informar sobre los mismos al organismo recaudador. Además exige a las instituciones financieras extranjeras que reporten directamente al Fisco la información comercial de los contribuyentes estadounidenses o por compañías extranjeras en las cuales ciudadanos norteamericanos tuvieran participación sustancial.

FORJIB.- ¿Qué lleva a que en ciertos momentos los Gobiernos sean más permisos con el blanqueo?

M.G.O.- Fundamentalmente esto tiene que ver con la situación política y económica del país. Gobiernos corruptos utilizan los mecanismos de lavado de dinero para legalizar el producto de esos ilícitos, tal el caso vivido en Argentina. Esto lleva a una evidente falta de voluntad política en perseguir este delito.

Además existe claramente una cuestión de política fiscal o impositiva. En este sentido, decisiones de carácter coyuntural determinan el nivel de presión impositiva que los países fijan sobre los sus ciudadanos, inversores extranjeros y empresas locales e internacionales. Existen determinados países que buscan capitalizar el flujo de dinero producto de la evasión impositiva.

Por otra parte, determinados países, con escasa actividad industrial o producción local, buscan fomentar sus economías mediante la promoción de servicios financieros dirigidos a las empresas o personas que se radiquen en su jurisdicción. A tal fin ofrecen incentivos fiscales, o directamente, eximen del pago de impuestos a quienes se establezcan en dichos países. 

FORJIB.- ¿Qué consecuencias tiene en la economía de un país el blanqueo de capitales?

M.G.O.- En primer lugar daña la reputación de las naciones que lo llevan adelante, encareciendo su crédito. Vulnera la seguridad de sus ciudadanos al permitir que bandas criminales, sean estas de narcotraficantes u otros delitos complejos, se instalen en sus territorios, al utilizar el sistema financiero para llevar adelante operaciones de lavado de dinero.

Adoptando una frase utilizada por algunos funcionarios diplomáticos de los Estados Unidos, el lavado de dinero es la forma en que los delincuentes se aseguran que el crimen sí paga.

El lavado de dinero es fundamental para la continuidad de las operaciones delictivas de algunas organizaciones o individuos. De esta forma, el sistema financiero de los países que permiten o no persiguen este tipo de operaciones va perdiendo integridad y seguridad. Existe la posibilidad de enfrentar sanciones internacionales. Asimismo, la existencia de una gran masa de dinero que ingresa al sistema financiero sin ningún control por parte de las autoridades monetarias puede afectar las cuentas internas de los países generando, incluso, inflación.

FORJIB.- ¿Qué penas o consecuencias legales tiene el blanqueo?

M.G.O.- En la República Argentina a través del dictado de la Ley 25.246 se introdujeron una serie de modificación e incorporaciones al Código Penal en materia de encubrimiento y lavado de activos de origen delictivo. La Ley 26.683 incorporó al Título XIII del Código Penal, un serie de artículos entre ellos el Artículo 303 que dispone lo siguiente :

“1) Será reprimido con prisión de tres (3) a diez (10) años y multa de dos (2) a diez (10) veces del monto de la operación, el que convirtiere, transfiriere, administrare, vendiere, gravare, disimulare o de cualquier otro modo pusiere en circulación en el mercado, bienes provenientes de un ilícito penal, con la consecuencia posible de que el origen de los bienes originarios o los subrogantes adquieran la apariencia de un origen lícito, y siempre que su valor supere la suma de pesos trescientos mil ($ 300.000), sea en un solo acto o por la reiteración de hechos diversos vinculados entre sí.

2) La pena prevista en el inciso 1 será aumentada en un tercio del máximo y en la mitad del mínimo, en los siguientes casos:

a) Cuando el autor realizare el hecho con habitualidad o como miembro de una asociación o banda formada para la comisión continuada de hechos de esta naturaleza;

b) Cuando el autor fuera funcionario público que hubiera cometido el hecho en ejercicio u ocasión de sus funciones. En este caso, sufrirá además pena de inhabilitación especial de tres (3) a diez (10) años. La misma pena sufrirá el que hubiere actuado en ejercicio de una profesión u oficio que requirieran habilitación especial.

3) El que recibiere dinero u otros bienes provenientes de un ilícito penal, con el fin de hacerlos aplicar en una operación de las previstas en el inciso 1, que les dé la apariencia posible de un origen lícito, será reprimido con la pena de prisión de seis (6) meses a tres (3) años.

4) Si el valor de los bienes no superare la suma indicada en el inciso 1, el autor será reprimido con la pena de prisión de seis (6) meses a tres (3) años.

5) Las disposiciones de este artículo regirán aún cuando el ilícito penal precedente hubiera sido cometido fuera del ámbito de aplicación espacial de este Código, en tanto el hecho que lo tipificara también hubiera estado sancionado con pena en el lugar de su comisión.”

Paralelamente, existe un Régimen Penal Tributario establecido en la ley 24769 y sus modificatorias que fija una serie de penas para la evasión del pago de tributos. La pena será de tres (3) años y seis (6) meses a nueve (9) años de prisión para el caso de evasión agravada.

A pesar de esta férrea legislación son al momento casi nulas las condenas por este delito en nuestro país.

FORJIB.- ¿Cuáles son las vías por las cuales se realiza el blanqueo?

M.G.O.- En la República Argentina, en particular a partir de los años 70, el sistema financiero se transformó en un ducto a través del cual se lavaba dinero proveniente del contrabando y la evasión fiscal. A partir de los años 90 se incorporan al circuito de lavado los activos provenientes de hechos de corrupción en el ámbito de la administración pública y fondos del narcotráfico.

Las vías utilizadas son, en general, la creación de personas jurídicas en paraísos fiscales con el objeto de ocultar el origen y triangular el flujo de dinero que se vuelca luego en actividades de apariencia lícita, tales como la construcción y el turismo, en particular, el sector hotelero.

FORJIB.- ¿Se deberían endurecer las leyes que persiguen este delito?

M.G.O.- Considero que en lugar de endurecer las leyes que persiguen este delito, se debería hacer cumplir con las que existen actualmente. Se debe fomentar y promover la acción de los organismos de control. Debe existir una clara vocación política de perseguir y condenar el lavado de dinero. Las leyes están, debe promoverse su efectivo cumplimiento.

FORJIB.- ¿Qué medidas se tendrían que tomar para que no existiera el blanqueo de capitales?

M.G.O.- Considero que la cooperación internacional es fundamental. El intercambio automático de información fiscal y financiera entre los países reduciría las posibilidades de lavado y ocultamiento de activos de origen delictivo. En idéntico sentido, deberían promoverse la incorporación o el cumplimiento de los acuerdos internacionales por parte de los denominados “paraísos fiscales”.