Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ENTREVISTA A ÓSCAR CRUZ...

“Los medios alternativos de solución de controversia ofrecen a la inversión extranjera y al entorno de negocios mejores condiciones de confianza"

Óscar Cruz Barney, Ex Presidente del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México.

La Resolución Alternativa de Conflictos y en especial el arbitraje tiene un largo recorrido dentro del panorama jurídico, Óscar Cruz nos acerca su actuación y su utilización en México. 

Foro Jurídico Iberoamericano.- ¿Cuál ha sido la evolución del arbitraje en México en los últimos años?

Óscar Cruz Barney.- La práctica del arbitraje en México lleva ya afortunadamente muchos años de desarrollo exitoso. El orden jurídico mexicano es amigable a la institución arbitral y a los medios alternativos de solución de controversias, lo que convierte al país en una sede muy atractiva para arbitrajes internacionales.

Las disposiciones sobre arbitraje se encuentran en diversos ordenamientos e instituciones mexicanas administradoras de arbitrajes, tales como el Código de Comercio, el Código de Procedimientos Civiles del Distrito Federal, el Código Federal de Procedimientos Civiles, la Cámara Nacional de Comercio, el Centro de Arbitraje de México (CAM), el arbitraje en las Cámaras Industriales y en los Colegios de Abogados, la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros, la Comisión Nacional de Arbitraje Médico, la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor, la Ley de Propiedad Industrial, la Ley Federal del derecho de autor y el llamado arbitraje laboral. Se abren además espacios muy importantes para el arbitraje a raíz de las reformas en materia energética y de telecomunicaciones.

La tarea desarrollada por el Capítulo Mexicano de la Cámara Internacional de Comercio de París ha sido esencial. El Centro de Arbitraje de México desarrolla también una muy importante actividad así como la Cámara de Comercio de la Ciudad de México. 

FORJIB.- ¿Qué recorrido crees que tiene el arbitraje en un futuro cercano?

O.C.- En México se tiene una vasta experiencia en materia de arbitraje internacional.  La red de tratados de libre comercio firmados por el país incluyen mecanismos arbitrales de solución de conflictos. Sin duda seguirá siendo un mecanismo al que se acuda con cada vez mayor frecuencia.  Las ventajas que ofrece son evidentes en términos de profesionalismo, seriedad y certeza en sus determinaciones. Los negocios internacionales exigen de medios de solución de conflictos que le ahorren costos y tiempos, proveyendo al arreglo adecuado de la controversia de que se trate. 

“El sistema judicial opera correctamente pero siempre la inversión internacional busca condiciones particulares para su establecimiento que los MASC y el arbitraje ofrecen”

FORJIB.- Da la sensación de que el arbitraje está teniendo un gran crecimiento, pero ¿realmente es útil su utilización en todas las causas?

O.C.- Efectivamente el arbitraje es cada vez más utilizado, si bien no necesariamente es la mejor opción en todos los casos.  Depende desde luego en primer término de que la materia sea arbitrable y siéndolo, de los montos y características particulares de cada caso y relación jurídica de que se trate. Es responsabilidad del abogado asesorar correctamente a su cliente para que sus controversias presentes o futuras se solucionen de la mejor manera posible. 

 

FORJIB.- En cuanto a otros mecanismos alternativos de resolución de conflictos, como son por ejemplo la medicación, ¿qué resultados está habiendo con ellos en las controversias? 

O.C.- Frente a los esquemas tradicionales de solución de controversias han surgido otros medios que buscan convertirse en alternativas ante el litigio jurisdiccional y el mismo arbitraje para solucionar los conflictos entre particulares. A estos medios se les conoce como medios alternativos de solución de controversias, por sus siglas MASC. Los MASC también están teniendo un desarrollo interesante. Desde los tradicionales como son la mediación y la conciliación hasta otros más específicos en materia de propiedad industrial y de aspectos técnicos.

Su conocimiento es además cada vez más extendido dado que las escuelas y facultades de derecho han incluido en sus planes y programas de estudio la materia, separada de la específica de arbitraje. 

“Los MASC deben ser utilizados en condiciones y casos que permitan una mejor solución del conflicto y no constituir un problema más”

FORJIB.- ¿La utilización de métodos alternativos a los juzgados ha dada una mayor garantía jurídica a la hora de internacionalizar los negocios?

O.C.- ¡Sin duda!, los medios alternativos de solución de controversias y el arbitraje ofrecen a la inversión extranjera en particular y al entorno de negocios en general mejores condiciones de confianza a las partes.  

El sistema judicial opera correctamente pero siempre la inversión internacional busca condiciones particulares para su establecimiento que los MASC y el arbitraje ofrecen.

“Es responsabilidad del abogado asesorar correctamente a su cliente para que sus controversias presentes o futuras se solucionen de la mejor manera posible"

FORJIB.- Desde su experiencia, ¿cómo dirías que deben ser utilizados el arbitraje y la mediación?

O.C.- El abogado al momento de preparar un contrato o bien de asesorar en la solución de una controversia debe siempre tener presente la opción arbitral y en su caso la utilización de los MASC. Debe evaluar la conveniencia de su utilización y en su caso, siempre será mejor utilizar los servicios de administración de una institución arbitral reconocida. Como señalamos, no todas las controversias siendo arbitrables son candidatas idóneas para ser resueltas mediante dicho mecanismo. Por otra parte, los MASC deben ser utilizados en condiciones y casos que permitan una mejor solución del conflicto y no constituir un problema más. 

FORJIB.- En México se desarrolla el arbitraje y la mediación interna, o únicamente se utiliza para controversias internacionales?

O.C.- En México el arbitraje se utiliza para solución de controversias tanto internas como internacionales y las instituciones administradoras ofrecen sus servicios para ambas clases, con éxito. La mediación juega también un papel muy importante, menos institucionalizada que el arbitraje pero desde luego presente en el devenir de los negocios en el país.

FORJIB.- ¿Existen diferencias en la resolución alternativa de conflictos entre Europa y América Latina?

O.C.- Ninguna en especial, o que sea relevante. Los mecanismos arbitrales tanto en Europa como en América Latina están ampliamente desarrollados y tienen raíces y concepciones comunes. Los operadores jurídicos de ambos lados del Atlántico pueden estar seguros que el arbitraje es fundamentalmente el mismo.  En cuanto a los MASC por la intensidad de las relaciones económicas con los Estados Unidos de América, algunos países del Continente están más familiarizados con ellos, caso de México.

FORJIB.- ¿Qué opinas sobre la creación de la Corte Iberoamericana de Arbitraje?

O.C.- Considero que es una noticia fantástica. Un gran paso en términos de la oferta de servicios arbitrales en Iberoamérica y una oportunidad para profundizar en el conocimiento, desarrollo, formación y utilización del arbitraje en nuestros países.

Esta Corte, y eso la hace sumamente atractiva, es fruto del acuerdo de las Cámaras y organizaciones empresariales y de comercio iberoamericanas; de los Colegios y principales asociaciones de Abogados, representados por la Unión Iberoamericana de Abogados (UIBA), con colaboración de la Secretaria General Iberoamericana(SEGIB) y de la Conferencia de Ministros de Justicia Iberoamericanos (COMJIB).

"El orden jurídico mexicano es amigable a la institución arbitral y a los medios alternativos de solución de controversias, lo que convierte al país en una sede muy atractiva para arbitrajes internacionales”

FORJIB.- ¿Qué aportará esta nueva Corte al panorama jurídico?

O.C.- El arbitraje y los Medios Alternativos de Solución de Controversias se han convertido en el mecanismo idóneo del futuro para privatizar la solución de los conflictos, dentro de la tendencia a reducir el papel del Estado en la vida y negocios de los particulares.  En este sentido, estamos ante una Corte creada con todo cuidado y seriedad, cercana culturalmente a los usuarios de los servicios arbitrales en Iberoamérica que atendiendo a sus necesidades y preocupaciones particulares ayudará a brindar mucha mayor certeza a las relaciones comerciales regionales y al arreglo de las diferencias surgidas en las mismas.