Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ENTREVISTA A D. LUIS MARTÍN MINGARRO

Se hace una revisión de la marcha de los asuntos, programas y proyectos de la UIBA

D. Luis Martín Mingarro. Presidente de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados

A finales de este mes de abril la Unión Iberoaméricana de Colegios y Agrupaciones de Abogados celebrara una nueva reunión de su Consejo de Delegados y en ella se trataran temas tan importantes como la creación del Centro Iberoaméricano de Arbitraje o las defensorías sociales. Hace ya 37 años que la UIBA defiende a las agrupaciones colegiales de la abogacía, y gracias a su constante trabajo son muchos los avances que se han realizado en ellas. Cuenta con presencia en toda Iberoamérica, además de España, y estos 21 países siempre han tenido claro que la unión hace la fuerza. 

Foro Jurídico Iberomaericano.- Qué significa el Consejo de Delegados de la UIBA?

Luis Martí.- La UIBA nació en 1976 y conforme a sus Estatutos celebra un Congreso Plenario cada dos años. En los años en los que no hay Congreso se reúne su Consejo de Delegados, formado por la representación institucional de la Abogacía de cada uno de los 21 países que forman la UIBA.

“Los proyectos y programas de actuación de UIBA en
Iberoamérica giran siempre en relación con el
perfeccionamiento del Derecho de Defensa”

FORJIB.- ¿Cuál es la finalidad de esta reunión?

L.M.- En el Consejo de Delegados se hace una revisión de la marcha de los asuntos, programas y proyectos de UIBA, conforme a lo acordado en sus Congresos.

Pero resulta extraordinariamente significativo que en el Consejo de Delegados los representantes de la Abogacía de cada país informan de la marcha de la justicia en su país, de los parámetros básicos del Estado de Derecho y cuanto afecta al derecho de defensa. Es la ocasión de poner en común nuestras preocupaciones de cada día y articular las acciones pertinentes para apoyar el desarrollo de una Abogacía libre e independiente en los países iberoamericanos.

En esta ocasión también hablaremos de los ataques y erosiones que sufre en los diferentes países, la libertad de expresión.

FORJIB.- ¿Cuántos Consejos se han celebrado?

L.M.- El Consejo de Delegados se reúne cada dos años y es el máximo órgano de UIBA entre Congresos. Desde nuestra fundación en 1976, hace 37 años, hemos cumplido con esa periodicidad.
Como en los Consejos participan las más altas representaciones de cada país, se consigue en un ambiente más próximo la convivencia entre los líderes de la abogacía de Iberoamérica, y están presentes no sólo los presidentes que ya venían desempeñando sus funciones al frente de los Colegios o Asociaciones de Abogados, sino también aquellos que recientemente han accedido y relevado a otros en tan alta representación. Es un foro cercano y efectivo, y las delegaciones vienen compuestas también por aquellas personas que designan los presidentes para participar en los diferentes foros y debates.

“En los Consejos participan las más altas representaciones de cada país, se consigue en un ambiente más próximo la convivencia entre los líderes de la abogacía”

FORJIB.- ¿Qué conclusiones son las más importantes que han salido de Consejos anteriores?

L.M.- En los Consejos se revisan las más fuertes preocupaciones de la Abogacía de cada país; y se ponen en común puntos de vista y soluciones. Ello da lugar a acuerdos colectivos que permiten respaldar y apoyar a la abogacía de aquellos países que plantean situaciones críticas que requieren del respaldo de todos los abogados de la comunidad iberoamericana. A lo largo de los años hemos pasado de las dictaduras y de los gobiernos de facto a contemplar un panorama de estructuras democráticamente organizadas. Pero no son pocos los casos en los que son patentes los riesgos y quiebras del sistema democrático, la tibieza de las convicciones de unos y la precariedad de las jóvenes democracias; todo lo cual hace necesario reforzar la lucha por el estado de derecho, papel esencial de la abogacía organizada. 

“Es la ocasión de poner en común nuestras preocupaciones de cada día y articular las acciones pertinentes para apoyar el desarrollo de una Abogacía libre e independiente en los países iberoamericanos”

FORJIB.- ¿Por qué se ha decidido celebrar en Lisboa?

L.M.- La Ordem dos Advogados de Portugal se postuló como candidata para organizar este Consejo de Delegados. Nuestro rótulo de Unión Iberoamericana implica la plena integración de Brasil y Portugal, el bilingüismo de nuestra organización y la convicción del sustrato e identidad común que une a la abogacía de nuestros países. Por eso será un honor estar todos juntos en Lisboa.

FORJIB.- El Consejo va a coincidir con una sesión dedicada al Centro Iberoamericano de Arbitraje, ¿por qué habéis decidido que sea así?

L.M.- La UIBA ha desempeñado un papel sustancial en la promoción del Centro de Arbitraje Iberoamericano. Desde los años 80 venimos formulando propuestas y proyectos. Y más recientemente el decidido apoyo y patronazgo que se ha dado a este proyecto por la SEGIB y por COMJIB, ha hecho posible la maduración de la idea. La UIBA sigue desempeñando, con cuidada sobriedad y con plena convicción, el papel de impulsor y de ejecutor de una idea que está ya muy próxima a ser una auténtica y efectiva realidad.

La capacidad de convocatoria y la eficiencia de UIBA para esta materia ya han quedado acreditadas, y por eso nuestras reuniones constituyen un buen elemento aglutinante para seguir construyendo el Centro Iberoamericano de Arbitraje.

FORJIB.- ¿Qué falta para que este Centro pueda ponerse en marcha?

L.M.- En Brasilia se firmó el Acuerdo Marco, que constituye mucho más que un mero programa de actuación. Los grupos de trabajo han continuado su misión, se han reunido en Montevideo y ahora en Lisboa podrán ya revisarse los documentos constitutivos que sirvan de base para una convocatoria próxima en la que se firmarán actos de constitución institucional y operativa del Centro.

FORJIB.- Las defensorías sociales también van a ser un punto importante en el Consejo de Delegados, ¿qué es lo que se quiere conseguir a este respecto?

L.M.- Los proyectos y programas de actuación de UIBA en Iberoamérica giran siempre en relación con el perfeccionamiento del Derecho de Defensa. Bajo el rótulo de “Acceso a la Justicia” hace años que hemos encauzado programas que permitan desarrollar los mandatos constitucionales de que a nadie le sea negado el acceso a la justicia por falta de medios. Las Defensorías Sociales son programas efectivos, reales en los que ya podemos contar con una rica estadística de gentes y mundos de excluidos que gracias a estos programas van haciendo efectivo su derecho de acceder a la justicia.