Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ENTREVISTA A ALBERTO MANZANARES...

Todos los proyectos de RSC se deben priorizar

La Responsabilidad Social Corporativa es una realidad en la sociedad que vivimos, y el sector jurídico también se encuentra dentro de esa rueda en donde los despachos desarrollan su lado más solidario, y no únicamente con actuaciones Pro Bono. Desde Clifford Chance nos cuenta cuales son sus bases dentro de la RSC y nos desvelan la importancia que para ellos tiene este sector. 

Foro Jurídico Iberoamericano.- ¿Por qué el compromiso con la RSC está creciendo tanto en el mundo jurídico?

Alberto Manzanares.- Creo que el influjo de las firmas anglosajonas que han adoptado como uno de sus pilares el compromiso de RSC es cada vez más contundente y ese fenómeno también está calando en las firmas españolas, tanto en el sector puramente jurídico como en las propias empresas que están desarrollando esa área como parte de su aproximación estratégica al mercado.
La idea subyacente ha sido aceptada comúnmente - realmente lo que no se entiende es que pueda haber una organización empresarial que no le dedique tiempo y recursos a pensar que la sociedad necesita compromiso y dedicación para articular el progreso colectivo. Parte de nuestra actividad debe tener una proyección más allá de lo que es la pura obtención de beneficios de tu negocio y debe contar con un componente más solidario con el que enriquecer nuestro entorno social, cada uno en el ámbito que le corresponde.

“Aunque suene un poco presuntuoso, nosotros no necesitamos la RSC para ser Clifford Chance y para trabajar en lo que trabajamos”

FORJIB.- ¿Qué aspecto se engloban dentro de la RSC en Clifford Chance?

A.M.- Clifford Chance apuesta por una estrategia global centrada en tres ámbitos de trabajo: “People” nuestra gente, “Environment” nuestra política medioambiental y “community” nuestro entorno, cuyos ejes de trabajo son: acceso a la educación, a la justicia y acceso al microcrédito.

En 2007 constituimos nuestra fundación a nivel global, dedicada a trabajar en proyectos dentro de esas tres áreas. La idea es que este primer concepto se divida en otros tres subámbitos de actuación: financiación de proyectos que encajen en alguna de esas tres áreas, voluntariado, con programas donde nuestra gente pueda involucrarse en determinados proyectos que puedan materializar en la practica una actividad solidaria y trabajo Pro bono, que es donde nuestro compromiso de RSC genera gran parte del valor que podemos aportar. 

“La realidad demuestra que para los abogados más jóvenes es mucho más sencillo y por eso responden mejor. Afortunadamente el relevo generacional es una gran oportunidad”

FORJIB.- ¿Y qué política de responsabilidad tenéis dentro del despacho?

A.M.- Dentro de nuestro perfil como abogados la RSC es un elemento que se tiene muy en cuenta en el desarrollo profesional de los abogados de nuestra firma. Hay una implicación notable en proyectos sociales, sobre todo entre los profesionales más jóvenes, pero cada vez más también entre los socios y es algo que queremos seguir potenciando con objetivos concretos. Dentro de las evaluaciones anuales de rendimiento profesional que se hacen dentro del despacho uno de los datos que se tiene en cuenta es cual ha sido la implicación y la aportación al campo de la RSC.

FORJIB.- ¿Estas políticas están unificadas en todos los países donde estáis presentes, o cada mercado exige algo diferente?

A.M.- Las políticas están unificados en cuanto a las líneas de trabajo, los procesos y los estándares de calidad. Los criterios de la Fundación son muy elementales y operan en todas las jurisdicciones. Hay además proyectos globales como “Abogados sin fronteras” y “Save the children” con los que tenemos un compromiso global. Paralelamente cada oficina en función de su mercado desarrolla proyectos locales bajo la premisa de conseguir esa vinculación con su propia comunidad y de contribuir a su desarrollo.

La Fundación destina unos fondos a cada una de las jurisdicciones, y un aspecto que demuestra el compromiso que tenemos en España con la RSC es que nuestra oficina iguala el fondo que se envía desde Londres para este campo. 

“Dentro de nuestro perfil como abogados la RSC es un elemento que se tiene muy en cuenta en el desarrollo profesional de los abogados de nuestra firma”

FORJIB.- ¿Cómo trabaja la Fundación Clifford Chance?

A.M.- La Fundación tienen un núcleo de personas trabajando directamente para esa actividad, cuya finalidad es filtrar los proyectos que se presentan y las pautas para acceder a financiación y coordinar una política de RSC consistente en todas las jurisdicciones donde tenemos presencia a través del trabajo con los Comités locales. 

FORJIB.- ¿Qué grado de involucración tienen los socios dentro de este apartado?

A.M.- Es parte de nuestra identidad y de nuestra cultura y los socios tienen interiorizado el mensaje y el componente estratégico de nuestra RSC; lamentablemente la gran limitación de disponibilidad de tiempo hace que los objetivos sigan siendo ambiciosos y que tengamos que seguir perseverando internamente para ir avanzando cada año en el conocimiento y en la mayor involucración. Para ser totalmente sincero, los que estamos en el lado del comité de RSC nos gustaría que hubiera una mayor participación, pero a pesar de esto la RSC está muy interiorizada por todos los socios. 

El ritmo de trabajo muchas veces permite poco margen, aunque poco a poco vamos mejorando. Nos queda trabajo por hacer.

“Es parte de nuestra identidad y de nuestra cultura y los socios tienen interiorizado el mensaje y el componente estratégico de nuestra RSC” 

FORJIB.- ¿Las nuevas generaciones vienen con otro ADN con respecto al compromiso social?

A.M.- Sin duda, los abogados más jóvenes parece que lo tienen en el ADN, porque cuando realizas entrevistas de trabajo son ellos mismos los que preguntan sobre lo que se hace en el despacho en cuanto a esta materia. Pero, también, cuanto más joven eres, menos compromisos familiares tienes y por tanto te resulta más sencillo poder dedicar tiempo a la acciones sociales, mientras que si eres padre de familia y tienes cuatro hijos tu tiempo para el voluntariado se reduce, aunque esto no es ninguna excusa, la realidad demuestra que para los abogados más jóvenes es mucho más sencillo y por eso responden mejor. Afortunadamente el relevo generacional es una gran oportunidad.

FORJIB.- ¿Por qué se cree que la RSC es únicamente las actuaciones Pro Bono?

A.M.- Porque nosotros somos abogados, y la forma natural de contribuir socialmente es a través de nuestra profesión y poner nuestro conocimiento al servicio de terceros que de otro modo no podrían tener acceso. El pro bono es muy importante, quizá en España no tanto porque contamos con un sistema de justicia gratuita, pero en países como Inglaterra o EEUU que no lo tienen es algo que resulta realmente fundamental para muchas personas.

Además esto ha formado parte de la filantropía y de la esencia de ser de abogado, es lo que tiene más arraigo y tradición en la profesión. El compromiso estratégico y social de la RSC ha venido más de la mano de organizaciones que se han ido profesionalizando y sofisticando y han ido incluyendo aspectos de gestión empresarial en su organizaciones de abogacía tradicional.

FORJIB.- Siempre se habla de la RSC como una especie de imagen que se da al exterior, pero ¿qué importancia tiene la Responsabilidad Social Corporativa interna de un despacho?

A.M.- Nosotros no compartimos esa filosofía, para nosotros es intrínseco a nuestra cultura. Aunque suene un poco presuntuoso, nosotros no necesitamos la RSC para ser Clifford Chance y para trabajar en lo que trabajamos. Esta es una opción que hemos abrazado por razones completamente diferentes. Para Clifford Chance uno de sus pilares dentro de su estrategia como despacho es la RSC porque creemos en el compromiso con las comunidades en las que trabajamos y nuestra capacidad de contribuir al progreso social. 

FORJIB.- ¿Se puede hablar de verdadera RSC si no se es responsable internamente?

A.M.- Evidentemente se debe trabajar internamente para poder trabajar fuera. Las políticas de respeto, de promoción, de diversidad, del ceder a favor de otros forma parte del plan de trabajo y de formación de Clifford Chance.

Sin que la RSC forme parte de la cultura corporativa de la formación de los valores de nuestra gente es complicado que luego funcione y tenga un impacto a nivel externo.

Dentro del colectivo de personas que trabajan en RSC hay mucha gente que no son abogados y son departamentos muy activos colaborando en este ámbito. Además, dado que nosotros tenemos un problema de disponibilidad horaria, dentro del despacho está establecido que todos los proyectos de RSC se deben priorizar.