Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

EUROPA FALLÓ EN CONTRA DE GOOGLE...

En el marco de una demanda de un ciudadano español, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sostuvo que los usuarios pueden exigir a los buscadores que borren sus informaciones personales procesadas y conservadas por los servidores.

Cabe señalar que el demandante había solicitado que se suprimieran sus datos, los cuales figuraban vinculados a una subasta de inmuebles causada por un embargo en 1998.

En su resolución, los magistrados recordaron que toda persona tiene el derecho a ser olvidada en Internet, aunque se tienen que cumplir ciertas condiciones, como que los datos sean considerados inadecuados, no pertinentes o “ya no pertinentes desde el punto de vista de los fines para los que fueron tratados y del tiempo transcurrido”.

En 2010, el ciudadano español presentó una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) contra el periódico La Vanguardia y el buscador Google. Se solicitaba que el diario modificara dos páginas de Internet en las que se anunciaba la subasta y a Google que “eliminara y ocultara sus datos personales”.

La denuncia contra La Vanguardia fue desestimada por considerarse como una publicación legal de información. Pero Google se llevó la peor parte ya que la justicia exigió que tome las “medidas necesarias para retirar los datos”.

El buscador interpuso recursos ante la Audiencia Nacional española y el caso llegó al Tribunal de la UE. “Los enlaces a páginas web que contienen esa información deben suprimirse de esa lista de resultados, a menos que existan razones particulares -como el papel desempeñado por esa persona en la vida pública- que justifiquen que prevalezca el interés del público en tener acceso a esa información al efectuar la búsqueda”, remarcó la resolución.