Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

GARRIGUES, UN DESPACHO DE REFERENCIA EN IBEROAMÉRICA...

Autores: Javier Ybáñez y Felipe Quintero

El pasado 13 de mayo anunciamos un paso fundamental en el proceso de internacionalización de Garrigues. En el marco de nuestro firme propósito de convertirnos en una firma de abogados internacional plenamente integrada, hemos decidido llevar a cabo la apertura progresiva de una red de oficinas en los países más relevantes de la región iberoamericana, prestando servicios en derecho local. De esta manera, buscamos convertir a Garrigues en un despacho de referencia en Iberoamérica ofreciendo a nuestros clientes servicios de alta calidad y siguiendo de forma consistente los estrictos estándares de calidad que caracterizan a nuestro despacho en la península ibérica y en otras áreas geográficas donde ya prestamos servicios de derecho local, como Asia (Shanghái), norte de África (Casablanca y Tánger) o Europa Central y del Este (Varsovia), además de nuestras oficinas en São Paulo, Nueva York, Londres o Bruselas.

Como despacho ibérico, Iberoamérica constituye un área geográfica, además de natural, estratégica para una parte fundamental de los clientes de Garrigues que, con orígenes diversos y de forma estable, vienen desarrollando sus actividades en la región. Baste indicar que, en 2012, el 26% de nuestros clientes tenía presencia en el continente americano. Sin perjuicio de que, durante décadas, Garrigues ha acompañado a sus clientes en esta región en la consecución de sus objetivos de negocio, lo que constituye una clara novedad en esta estrategia de internacionalización es que los equipos de Garrigues en cada una de estas jurisdicciones serán equipos locales que practicarán derecho local, con el objetivo de maximizar el compromiso con nuestros clientes y de optimizar la aportación de valor en el largo plazo.

El crecimiento de Garrigues en Iberoamérica se implementará mediante la apertura, en una primera fase, de oficinas propias en Colombia, México y Perú, países con un sólido crecimiento económico en la última década y magníficas perspectivas de cara al futuro. En estos países se ofrecerá un servicio multidisciplinar, comprendiendo las áreas fundamentales del derecho de los negocios, que han sido las impulsoras del crecimiento de Garrigues, y en todo caso profundizando en aquellas áreas que mayor dinamismo tengan en dichas jurisdicciones.

Los retos en materia de infraestructuras en Perú y Colombia, los ambiciosos programas de inversión pública y privada para el desarrollo de las mismas en ambos países a efectos de aumentar su competitividad, el objetivo de Perú de convertirse en un hub logístico que articule la región sudamericana con la región de Asia-Pacifico, las perspectivas económicas y empresariales de México o las integraciones de las bolsas iberoamericanas son solo algunos de los ejemplos que evidencian las oportunidades de Garrigues y de sus clientes en la región.

Aunque la atención a los inversores ibéricos en la región constituirá, sin duda, uno de nuestros principales focos, las actividades de Garrigues en Iberoamérica no se limitarán en este sentido, sino que buscaremos ser un despacho líder en cada una de dichas jurisdicciones, atendiendo a clientes locales o internacionales, provenientes de distintas zonas geográficas, con especial énfasis en aquellas donde estemos presentes o ya tengamos experiencia a través de nuestras oficinas o desks e, incluso, esperamos acompañar a nuestros clientes iberoamericanos en su más que seguro crecimiento exterior, particularmente en Europa. Esta nueva etapa constituye la oportunidad perfecta para que Garrigues siga pensando globalmente y actuando localmente, y prestando servicios de la más alta calidad.

El proyecto de Garrigues se fundamenta esencialmente en combinar los recursos ya demostrados en las jurisdicciones en las que está presente con los abogados locales que se incorporen a nuestro proyecto, que serán la base sobre la que se cimentará nuestra presencia en la región. En este sentido, es muy importante destacar que Garrigues lleva formando talento iberoamericano desde hace más de una década. Alrededor de 50 profesionales de la región han trabajado en años anteriores en Garrigues en España tras haber estudiado posgrados en prestigiosas escuelas de Madrid y Barcelona. Adicionalmente, ya son varios los abogados iberoamericanos que han estudiado programas de posgrado en nuestro Centro de Estudios (www.centrogarrigues.com) o que han participado en las pasantías de verano que organiza Garrigues a través de convenios institucionales con prestigiosas Facultades de Derecho de la región. Por lo tanto, muchos de los abogados que se involucrarán en este proyecto en Iberoamérica conocen perfectamente la cultura del despacho y su vocación de servicio al cliente.

Los profesionales de Garrigues durante muchos años han hecho frente a retos legales que hoy afrontan, o próximamente afrontarán, los países iberoamericanos, razón por la cual, además de las capacidades técnicas de los abogados locales de Garrigues, en cada país iberoamericano resultará fundamental el constante diálogo de estos con nuestros abogados a nivel mundial, con el objetivo de exportar y homogeneizar las mejores prácticas. La coordinación de los distintos despachos facilitará la prestación de un servicio de calidad, coordinado y homogéneo. Este aspecto resultará de particular importancia para desarrollar una oferta integrada a las compañías globales que requieren de forma estricta la integración y consistencia en procedimientos de trabajo y producto final. En este sentido, la propia integración y coordinación de las oficinas en el área iberoamericana se verá facilitada por la juventud de las mismas, lo que nos permitirá compartir experiencias similares entre los distintos países.

Cabe destacar que los despachos de Colombia, Perú y México forman parte de una primera etapa que será complementada por aperturas posteriores en otros países de especial interés para Garrigues y sus clientes, con el objetivo de convertirnos no solamente en un despacho de referencia en la región, sino en una firma de abogados internacional plenamente integrada.

Creemos también que, aunque en muchos de los países iberoamericanos los mercados de prestación de servicios legales ya son lo suficientemente maduros para el mercado en el que operan, la entrada de Garrigues en estos países podrá contribuir al dinamismo de la industria.

La vocación académica de Garrigues (Centro de Estudios, Cátedra Garrigues de Derecho Global en la Universidad de Navarra, Cátedra Garrigues de Modernización del Derecho de Sociedades, en la Universidad Pontificia de Comillas (ICAI-ICADE), Cátedra Garrigues de Derecho y Empresa en la Universidad de Zaragoza) y los convenios mencionados con prestigiosas facultades de Derecho representan sin duda vertientes en las que nos gustaría profundizar en esta expansión en Iberoamérica.

Finalmente, cabe destacar la apuesta de Garrigues por la región como una medida plenamente consistente con la vocación internacional del despacho. La apertura de oficinas propias en Iberoamérica constituye un paso sólido como aquel dado en 1973, cuando Garrigues se convirtió en el primer despacho europeo en abrir en Nueva York.