Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

ENTREVISTA A JAVIER ÍSCAR...

Sin ninguna duda había que haber pensado más la nueva ley

Entrevista a Javier Iscar, diputado tercero de la Junta de Gobierno del ICAM

Foro Jurídico Iberomaericano.- ¿Qué opinión tienen sobre la nueva ley de tasas?

Javier Iscar.- El mensaje es claro no estamos de acuerdo con esta ley de tasas, en primer lugar por una razón que vamos a llamar política, y es que si un ministro de justicia, ve que a quien representa, que son ciudadanos, jueces, procuradores, fiscales, abogados y funcionarios no están de acuerdo con una ley que él a promulgado a lo mejor tiene que pensar que debe cambiarse.

Y luego por un tema de sentido común, es una ley que lo que hace es vulnerar y limitar el derecho de acceso a la justicia a los ciudadanos, es una ley que pone trabas para que haya sectores que no puedan acudir a la justicia. Parece que hay una justicia para ricos que sigue siendo la misma, una para los muy pobres que continúan teniendo la justicia gratuita, pero los que estamos en el medio, que es una población muy extensa, vemos que para reclamar cualquier cosas tenemos que pagar unas tasas innecesarias, absurdas e injustas. 

“En mi opinión creo que la ley de tasas para grandes empresas está bien planteada, ya que son las que más pleitean y de alguna forma deben ser quienes financien parte del acceso a la justicia”

FORJIB.- ¿Qué pasos va a dar la nueva Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid contra esta ley?

J.I.- Queremos liderar una plataforma de la abogacía para que, en conjunto con el Consejo General de la Abogacía y el resto de colegios de abogados, más procuradores, jueces y fiscales, podamos convocar protestas, y por otro lado también queremos intentar hablar con el ministerio de justicia para que piense que un paso a tras en esta ley es más que recomendable.

Nuestra idea es que se derogue la ley, y para ello intentaremos sumarnos a los recursos de inconstitucionalidad que ya han iniciado otros compañeros y sin ninguna duda estaremos presentes para que nuestro ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón vea que tiene que cambiar esa ley, ya que es un sin sentido.

Por otro lado, ya hemos puesto el banner de TASAS NO en la página web del ICAM, y en la primera manifestaciones que ha habido tras nuestro nombramiento ha estado tanto la decana como todos los que miembros que pudieron acudir de la Junta de Gobierno.

"Es una ley que pone trabas para que haya sectores que no puedan acudir a la justicia"

FORJIB.-¿Cree que es factible que esta ley se considere inconstitucional?

J.I.- En la medida en la que el acceso a la justicia se limita, está vulnerando un derecho fundamental de todos los ciudadanos, y en la medida en la que así se ha infringido creo que es lo más claro de todo.

FORJIB.-¿Quiénes son los verdaderos perjudicados con esta nueva ley de tasas?

J.I.- Hay dos grandes grupos, por un lado las Pymes, autónomos y particulares, que tienen que pagar dinero para acceder a cualquier tipo de pleito, salvo temas penales y de familia muy específicos. En este sentido, los abogados tenemos la labor de mostrarles esta realidad, y una forma de hacérselo es que los propios clientes rellenen los impresos, porque no es igual que el abogado pida una mayor provisión de fondos, que si el propio cliente ve las cuantías que se deben pagar de tasas por cada uno de los procedimientos que se tramitan.

Y por supuesto, por otro lado, los abogados de los pequeños y medianos despachos, los cuales representan el 85% de la abogacía española, y que sus clientes acudirán menos a reclamar porque o bien no tendrán dinero para pagar todos los gastos, o quizá no les valdrá la pena hacerlo. Este hecho evidencia que nuestro sector sufriremos injustamente la ley de tasas.

FORJIB.-¿La solución es variar la cuantía para el acceso a la justicia gratuita?

J.I.- El ministerio de Justicia lo que dice es que paguemos más tasas el resto de los españoles para que podamos ampliar la cobertura de justicia gratuita, y yo creo que es tremendamente injusto, y erróneo, porque la justicia gratuita tiene su recorrido y ha funcionado bien, lo que tenemos que hacer es abrir mecanismos de control para que no haya fraudes, y creo que eso es sencillo de conseguir.
Se puede ampliar el abanico o la horquilla de la justicia gratuita, pero sin necesidad de pagar más tasas, para eso hay otras fórmulas. Optimicemos los recursos para que realmente la justicia gratuita llegue y no se hagan fraudes, y para eso está el turno de oficio.

FORJIB.-Si se os hubiera dado la oportunidad de participar en la creación de esta ley de tasas, ¿cómo la hubierais planteado?

J.I.- En mi opinión, y hablo a nivel personal, creo que la ley de tasas para grandes empresas está bien planteada, ya que son las que más pleitean y de alguna forma deben ser quienes financien parte del acceso a la justicia. El problema es que como el impreso y el sistema no estaba controlado había muchas demandas de empresas importantes que ponían “exento” en el imprento y no paga la tasa, y al final hemos pagado justos por pecadores. Por una falta de control, por un error en la tramitación de las tasas anteriores y por un engaño de algunos vamos a pagar el resto.

Yo creo que el sistema anterior no era malo, quizá se podía haber pensado en unas tasas algo menores, pero sin ninguna duda había que haber pensado más la nueva ley, porque hay situaciones donde pagas más de tasa que lo que realmente estás reclamando, y llega un momento en el que piensas que esto ha sido una forma de decirte que no tienes derechos a reclamar, ya que vas a pagar más, y sobre todo si el contrario es el Estado.

Además, hay contradicciones en esta nueva ley de tasas, porque no tiene sentido que se está fomentando las herramientas alternativas de resolución de conflictos, como la mediación y el arbitraje, y luego en cambio para la ejecución de laudos o de acuerdos de mediación haya que pagar una tasa de 200 euros.