Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

LA PROBLEMÁTICA LEGAL DE LOS DESAHUCIOS...

Uno de los grandes problemas que ha traido la crisis económica ha sido el volumen de desahucios que se ha vivido en los últimos años en España. El declive económico ha llevado a que muchas personas no hayan podido hacer frente a los gastos de la hipoteca y esto ha conllevado un verdadero dilema, puesto que el banco no solo se queda con tu casa, sino que los antiguos propietarios quedan con una deuda muy difícil de asumir. 

El sistema legal español ha tenido que buscar una solución para el problema tan grande que se ha planteado en cuanto al tema de las hipotecas y los desahucios que el impago de estas han ocasionado. 

“El crecimiento masivo de desahucios en los últimos años ha hecho que el sistema judicial tenga que tomar medidas extraordinarias para tratar una verdadera problemática social”

Desde que comenzara la crisis económica en España en el 2008 ha sido muy elevado el número de personas que han perdido su casa, aunque no existen cifras reales sobre este tema según el Consejo General del Poder Judicial, en el primer trimestre del 2012 se produjeron 46.559 desalojos forzosos por la vía judicial, lo que supuso 517 al día, y en el primer trimestre del 2013 se ejcutaron 19.468 desahucios, lo que supuso una media diaria de 216. Estas cifras hicieron levantar todas las alarmas, y mostraron una realidad social realmente dramática para un elevadísimo número de personas.

Durante estos años, movimientos como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han realizado diferentes acciones con las que tratar de paralizar estos desahucios o por lo menos que las consecuencias derivadas de ellos sean lo menos traumáticas posibles. Desde esta plataforma aseguran que la ley hipotecaria y la ley de enjuiciamiento civil de España es claramente favorable a los intereses de los bancos.

Actualmente en España, a pesar de que esta recogido en la Constitución, el derecho a la vivienda no es un Derecho Fundamental, y ello supone un problema añadido a la hora de querer defender a aquellas personas que se ven despojadas de su vivienda.

Durante estos años se han presentado diversas propuestas para que se cambie la legislación en cuanto a este tema:

• La Iniciativa Legislativa Popular presentó en febrero de 2013 la “Proposición de ley de regulación de dación en pago, de paralización de los desahucios y de alquiler social”, y en ella se proponía modificar los artículos 579, 639 y 675 bis de la Ley de Enuiciamiento Civil relativos a los procesos de ejecución hipotecaria.

Con esta Iniciativa Legislativa Popular se trata tres aspectos fundamentales:

- La dación en pago como fórmula preferente para la extindición de la deuda contraída con el banco por la vivienda habitual.

- La moratoria de todos los desahucios por ejecución hipoteciara de viviendas habituales.

- La ampliación del alquiler social de las viviendas en manos de las entidades financieras.

• El 14 de marzo de 2013 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictaminó que las leyes españolas sobre desahucios no garantizaba a los ciudadanos una protección suficiente frente a las clausulas abusivas en las hipotecas, y que por tanto vulnera la normativa comunitaria, concretamente la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993.

Estos cambios realizados en el sistema judicial, y lograr la paralización de un gran número de desahucios ha supuestos un gran reto para el sistema judicial, principalmente para el sector de los abogados. Los defensores de las personas que no puede hacer frente a la hipoteca son lo que han tenido que interpretar la legislación vigente de un modo mucho más humano, y con eso tratar de conseguir que tanto el banco como el dueño de la casa traten de llegar a un acuerdo, esto ha llevado a que la mediación se haya convertido en un gran aliado dentro de este campo, ya que se consigue un gran beneficio, tanto de tiempo como económico para ambas partes.