Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

LAS LIBERTADES...

Si por algo se caracteriza una verdadera democracia es por la libertad de la que disfrutan sus individuos, y en muchos casos la lucha para alcanzar determinadas libertades ha sido muy dura y larga, por ello se ha convertido en uno de los bienes más preciados dentro de las sociedades.

La libertad de expresión es uno de esos grandes bienes de los que disfrutan las democracias, aunque todavía existan determinadas circunstancias en las que este Derecho se vulnere.

La palabra libertad tiene numerosas acepciones dentro de la Real Academia de la Lengua (RAE), aunque para lo que nos compete son dos de ellas las que mejor plasman el significado que se busca y por el que vela el poder judicial:

1.- “Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos”.

5.- “Facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres.”

A pesar de la importancia que tiene el Derecho a la libertad de expresión para que un pueblo sea realmente libre son otros muchos aspectos los que deben considerarse, y en este nuevo número de FORJIB hemos intentado plasmarlos. En DESC, Nesrrin el Hachlaf Bensaid nos habla sobre los inmigrantes, en Resolución Alternativa de Conflictos, Rosario García Álvarez e Ilaria Infante tratan el tema de la mediación, Karina Sandra Picó aborda los derechos de los trabajadores y Juan Pérez de Siles nos recuerda el Derecho de empresa, y todo ello con Francisco García Cabello que nos aporta su visión sobre el marketing jurídico.