Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

NUEVAS RELACIONES JURÍDICA MERCANTILES EN IBEROAMÉRICA...

Autor: Tomás Abadía, Presidente y Consejero Delegado de IADIC Internacional y socio fundador de Tomas Abadía y Asociados, Abogados

Quiero agradecer a la editorial Rasche la oportunidad de desarrollar algunas ideas en torno a las perspectivas de las nuevas relaciones jurídicas mercantiles en Iberoamérica.

LA LIBERALIZACION ECONOMICA

En primer lugar me gustaría destacar el proceso de liberalización económica y comercial entre la Unión Europea y América Latina.

A través de los Acuerdos de Asociación de Europa con México, Chile, el Caribe, Colombia, Perú y muy recientemente América Central, se esta produciendo una fuerte aceleración de los intercambios comerciales, económicos, en bienes , servicios, inversiones, compra gubernamentales y una implementación de reglas y disciplinas que acercaran más aun a las comunidades empresariales. Los abogados, los profesionales del derecho podemos ofrecer unos servicios de calidad a los empresarios en su esfuerzo de internacionalización.

El desafío es más evidente para las empresas españolas que, ante la falta de crecimiento en nuestro país, han redoblado sus esfuerzos en consolidar posiciones en Iberoamérica.

No hay que olvidar que España es líder mundial de concesiones administrativas con empresas tan importantes como OHL, ACS, FCC, Sacyr,Grupo San José. Estas compañías practicamente facturan en torno al 60% de las ventas totales a Iberoamérica. Lo mismo sucede con Telefónica, Abengoa, Endesa, Iberdrola, tienen una presencia muy destacada en la región.

Falta concluir el Acuerdo UE/Mercosur que representa el grueso de nuestro comercio e inversiones. En todos estos acuerdos la seguridad jurídica se refuerza y estaría en línea con las nuevas preocupaciones de empresas españolas que operan en la región. Nos interesa a las dos Partes, tener reglas juricas claras y sencillas que contribuyan a la confianza.

España se ha beneficiado claramente de este proceso liberalizador de intercambios comerciales.

MOMENTO BRILLANTE EN IBEROAMERICA

En un momento brillante para la región iberoamericana, con un promedio de crecimiento anual del 5%, ejerce una atracción irresistible por el proceso de consolidación democrática, flujo de inversiones y el interés de otras potencias, fundamentalmente, China, India, Rusia y Estados Unidos. Es claro que en este segundo mandato del Presidente Obama prestara más atención a la región.
Tenemos que estar más vigilantes con nuestro posicionamiento en la región y elegir países donde la seguridad jurídica está fuertemente contrastada.

Las cifras son claras: Iberoamérica cuenta con 631 millones de personas y la participación en el PIB mundial ha pasado del 8% en 2000 al 10% en 2011.

España, Brasil, México y Argentina son miembros del G-20 y los efectos de la crisis financiera mundial no han tenido impacto en América Latina, a diferencia de España y Portugal.

Las tasas de inversión en América Latina han crecido de forma sostenida en el periodo 2003-2010 y España es uno de los principales inversores en la región.

Iberoamérica sigue abriéndose al comercio internacional y es donde los empresarios iberoamericanos están encontrando nuevas oportunidades comerciales.

América Latina ha registrado en el 2011 la mayor entrada de inversiones extranjeras de su historia. Concretamente 195.109 millones de dólares. El principal destino es América del Sur y concretamente Brasil con más de 66.660 millones de dólares. España mantiene el nivel de stock de inversiones más considerable en Brasil, por encima de US, China, etc.

México es el segundo destino de las inversiones. La Unión Europea es el principal origen de la inversión en América Latina.

Importante que las empresas europeas en su proceso de inversiones refuercen los criterios de responsabilidad social corporativa.

Un fenómeno destacado en los últimos años ha sido la irrupción de las grandes transnacionales de España y Portugal, fusionándose con las iberoamericanas y la tendencia actual de las translatinas invirtiendo en Europa y particularmente en España y Portugal. Es un gran momento para América Latina el invertir en la Península Ibérica.

EL ARBITRAJE COMERCIAL IBEROAMERICANO

En todo este entramado de comercio e inversiones, el abogado, profesional del Derecho cumple una función de asegurar la legalidad de las operaciones.

Por estas circunstancias, se están desarrollando en el Espacio Iberoamericano un Arbitraje Comercial Iberoamericano que satisfaga el interés de las Partes en resolver las diferencias comerciales en un mecanismo que se creara próximamente y que tiene un excelente futuro.

Impulsado por las Cumbres Iberoamericanas, y de forma particular por SEGIB y la UIBA , este mecanismo está llamado a prestar unos servicios de calidad a la resolución de problemas comerciales.

En el momento actual, empresas iberoamericanas plantean sus diferencias en el contexto de la Cámara de Comercio Internacional de Paris, o en la CIADI del Banco Mundial o en el seno de las Cortes de Arbitraje de las Cámaras de Comercio.

El arbitraje comercial iberoamericano se orientara a resolver problemas comerciales, pudiéndose pactar la lengua española y portuguesa que domina en el espacio iberoamericano. Y sobre todo, la idiosincrasia cultural que ayudara de forma notable a agilizar los procedimientos.

ROL DE TOMAS ABADIA Y ASOCIADOS

Con este telón de fondo, soy Socio Fundador de Tomas Abadía y Asociados, Abogados y somos básicamente un despacho de abogados de clara vocación internacional, ubicado en el distrito financiero de Madrid.

Prestamos servicios de calidad en materia mercantil, internacional, competencia y estamos muy activos en toda la región.

De forma preeminente en Chile donde apoyamos a las empresas españolas en el sector de la energía, infraestructuras. También en Costa Rica y Panamá donde tenemos oficinas y asesoramos a numerosas empresas en el sector de concesiones administrativas de hospitales, carreteras, aeropuertos, construcción, exportación de bienes de equipo.

La fuerza de nuestro despacho reside en la gran experiencia de sus profesionales acumulada en la Unión Europea, Iberoamérica y Estados Unidos.

Contamos con una red de profesionales en la región que nos permite dar respuestas rápidas a los problemas jurídicos planteados al mundo empresarial en el tráfico mercantil.

Nuestra interrelación con nuestras oficinas en la región y con abogados de prestigio asegura un buen discurrir en las relaciones económicas y comerciales iberoamericanas.

Nuestros conocimientos de portugués, inglés y francés son una garantía a la hora de interpretación y redacción de contratos.

En síntesis, contribuimos positivamente al tráfico jurídico iberoamericano, reforzando la legalidad de las operaciones comerciales