Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

EL PRESIDENTE DE COLOMBIA ASEGURA QUE LA NUEVA DEMANDA DE NICARAGUA ES “PROVOCACIÓN”...

Fuente: Agencia AP y EFE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha calificado de provocación la nueva demanda presentada por Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que consideró que carece de fundamento y advirtió que por ahora no tiene previsto hablar con su par nicaragüense Daniel Ortega.

Durante una extensa entrevista con la emisora local RCN, Santos dijo que “no tiene ni pies ni cabeza” la nueva demanda nicaragüense para tratar de hacerse a más agua y tierra en el archipiélago colombiano de San Andrés y Providencia.
“Es una especie de provocación (por parte de Nicaragua) porque no le encontramos ningún sentido a esa demanda. Inclusive en eso estamos acompañados por otros países del Caribe, y eso (de la nueva demanda) lo que hace es complicar las buenas relaciones que hay en torno al manejo del mar Caribe”, agregó el gobernante.


Santos hizo presencia en San Andrés y dijo que “nosotros rechazamos en forma vehemente esta nueva demanda, que está pidiendo la plataforma extendida que ya la Corte Internacional de Justicia de La Haya le había negado. Nuestra plataforma va de San Andrés, en donde estamos, hasta Cartagena, Barranquilla y Santa Marta”.
En la entrevista, el jefe de Estado sostuvo que, hasta que la Corte Constitucional de Colombia se pronuncie sobre las tres demandas al llamado Pacto de Bogotá, no tiene en sus planes hablar con Ortega.

Por el Pacto de Bogotá de 1948, la Corte de La Haya tiene competencia para dirimir los conflictos por tierras y aguas entre los países americanos que lo suscribieron.
Santos ha presentado a Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas una carta también suscrita por los gobiernos de Panamá, Costa Rica y Jamaica en la que los cuatro países (incluida Colombia) expresan su preocupación por lo que se considera son planes expansionistas de Nicaragua.
“Es una carta donde nosotros estamos expresando nuestra preocupación con esta actitud de Nicaragua de pretender ir ganando espacios, por eso hemos dicho que es una política expansionista que está complicando mucho las relaciones entre los países del Caribe”, añadió el mandatario.


En un fallo inapelable en noviembre pasado, la corte en La Haya ratificó la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, así como sobre sus siete cayos deshabitados, que Nicaragua reclamaba en un pleito que inició la nación centroamericana ante ese tribunal internacional en 2001.
Pero en su decisión la Corte redujo el territorio marítimo colombiano al ceder una mayor porción a Nicaragua, con lo que al menos dos de los cayos colombianos –Quitasueño y Serrana– quedaron rodeados de aguas nicaragüenses.
Colombia no perdía territorio desde 1903, cuando Panamá se independizó.


Por su parte, el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) acusó al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, de asumir una “actitud bélica” ante la nueva demanda de Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia.
El secretario de Relaciones Internacionales del FSLN, Jacinto Suárez, dijo que el presidente colombiano, al no encontrar “sustento jurídico” para defender la posición de su país en la CIJ, trata “de atemorizar a Nicaragua, montado en una fragata”.


Según Suárez, el ofrecer un discurso a bordo de una fragata para pedir que se defina la plataforma marítima entre ambos países es “una bravuconada”.
“Colombia no va a encontrar eco en ningún país para desacatar una sentencia del más alto tribunal de las Naciones Unidas, entonces pretende atemorizar a Nicaragua y darle un mensaje a la comunidad internacional como que ellos son muy fuertes y que tienen capacidad para no cumplir una sentencia”, anotó.