Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

RESOLUCIÓN ALTERNATIVA DE CONFLICTOS ¿QUÉ SIGNIFICA ESTO?

Autor: LIc. Paúl Rodolfo Montero Matamoros

En términos simples, es una intervención profesional en la cual se cita a dos o más partes que presentan diferencias ante un interés común, y utilizando las técnicas de la Mediación, Conciliación y Negociación, el profesional generalmente de las Ciencias Jurídicas y Sociales (Abogados, Psicólogos, Trabajadores Sociales) facilita la comunicación entre las partes en disputa.

“Las partes tienen el derecho de elegir con libertad y de mutuo acuerdo a las personas que fungirán como mediadores o conciliadores, con ello se garantiza la imparcialidad del mediador o conciliador” 

En Costa Rica con la promulgación de la Ley de Resolución Alterna de Conflictos y Promoción de la Paz Social emitida del 16 de enero de 1998, es posible resolver conflictos jurídicos de distinto tipo, a través de los denominados mecanismos de Resolución Alternativa de Conflictos (Mediación, Arbitraje, Conciliación, entre otros), en dicho cuerpo normativo se recogen principios de gran importancia para lograr el objetivo principal, resolver un conflicto sin la necesidad de la acción del Poder Judicial.

Entre estos principios que se encuentran en la Ley, podemos mencionar el de “Libertad para mediación y conciliación”, en este principio establece la posibilidad de que la mediación y las conciliaciones extrajudiciales puedan ser practicadas libremente por los particulares, con las limitaciones que establece la Ley Resolución Alterna de Conflictos y Promoción de la Paz Social.

Las partes tienen el derecho de elegir con libertad y de mutuo acuerdo a las personas que fungirán como mediadores o conciliadores, con ello se garantiza la imparcialidad del mediador o conciliador, ya que este es de libre escogencia entre los actores del litigio y no es impuesto en razón de la jurisdicción y competencia que tienen los jueces. En igual sentido se establece que toda persona tiene el derecho de recurrir al diálogo, la negociación, la mediación, la conciliación, el arbitraje y otras técnicas similares, para solucionar sus diferencias patrimoniales de naturaleza disponible
Cabe señalar que éste es un proceso serio y responsable, que aunque no sean realizados por expertos en la materia dada la posibilidad de elección que tienen las partes estos mecanismos pretenden rescatar los intereses de cada uno y propicia los elementos que faciliten la búsqueda de soluciones y las condiciones generales para llegar a un acuerdo de solución y que sean ellos mismos los que propongan como solucionar el litigio y no una imposición de un juez.

El acuerdo que solucione un conflicto entre particulares puede tener lugar en cualquier momento, aun cuando haya proceso judicial pendiente.

Incluso en el caso de que se haya dictado sentencia en el proceso y esta se encuentre firme, los particulares pueden arreglar sus intereses en conflicto por medio de convenios celebrados libremente.

Al término del proceso, que aproximadamente puede oscilar entre dos a tres meses en promedio, puede ser aprobado ante los tribunales de justicia respectivos, o por vía notarial mediante lo que se denomina “transacción”.

La ley le otorga el calificativo de acto jurídico a los acuerdos que se tomen en apego a la misma, con esto los acuerdos de conciliación extrajudiciales una vez que sean presentados ante el juez y sean homologados, tendrán autoridad y eficacia de cosa juzgada material y serán ejecutorios en forma inmediata.

Cual es el aporte o ventajas de estos mecanismos en comparación con un juicio ordinario en sede judicial. En primer lugar una de las ventajas respecto a un juicio ordinario es que es un proceso voluntario. Al usuario se le presentan las dos formas de intervención (judicial y extrajudicial) que le pueden permitir superar un conflicto, y de acuerdo a la elección de éste se aplicará la forma de solución.

También, es una forma democrática de resolver una disputa, puesto que las partes involucradas participan activamente en todo proceso. Esto, a través del conocimiento de la postura de cada parte, su versión de la situación, la propuesta de soluciones y el acuerdo final. En este caso hay que aclarar que las soluciones a las que se llegan, son adecuadas a la realidad social, cultural y económica de los involucrados. En términos simples, la solución es consensuada por las partes, lo que garantiza un mayor grado de cumplimiento del acuerdo.

Asimismo, es una solución rápida y expedita, lo cual se transforma en una respuesta oportuna a necesidades básicas de los usuarios.

A través de este tipo de intervención es posible tratar conflictos de menor cuantía cuya resolución no está contemplada en el marco legal; ejemplo de ello son los conflictos de convivencia familiar y/o vecinal, reconocimiento de deudas menores o devolución de especies.

Ahora bien, sobre los aspectos normativos más relevantes de esta materia se destaca en primer término, lo referente al principio de autonomía de la voluntad regulado tanto a nivel constitucional como en la misma Ley RAC, el cual es indudablemente el más relevante en la materia, ya que la voluntad siempre debe estar presente entre las partes del conflicto.

En el caso de Costa Rica este tipo de métodos de resolución ha sido utilizado en, las pretensiones determinadas o determinables, que versen sobre derechos disponibles, es decir sobre contenido patrimonial: Desalojos; otorgamiento de escrituras; interdictos; pago de deudas; resolución de contrato; incumplimiento de contrato; rectificación de áreas; obligación de dar, hacer y no hacer; desalojo anticipado; acuerdos a futuro cuando una de las partes incumpla sus obligaciones.

En Derecho de Familia: alimentos, régimen de visitas, tercerías, liquidación de sociedad de gananciales y otras que derive de la relación familiar. En alimentos no hay cosa juzgada; por ende al haber sentencia por alimentos es viable conciliar; esta acta de conciliación se oficializa al juzgado para que dicte una nueva resolución de fijación de alimentos “homologación”; si no hay sentencia y el demandante no cumple con el acta, ésta debe ser ejecutada en vía judicial. En Derecho Laboral: Pago de beneficios sociales, reposición, pago de remuneraciones, etc.; respetando los derechos irrenunciable, entre algunos ejemplos de conflictos que pueden ser resueltos con la ayuda de la Resolución Alterna de Conflictos.

Para obtener un mayor provecho a estos mecanismos, es necesario implementar una política de difusión de los distintos mecanismos, esto con el afán de que el ciudadano conozca cuales son sus posibilidades reales para lograr con su intervención activa en la solución de sus conflictos.