Facebook Twitter LinkedIn Google Plus

TELETRABAJO...

Autor: Carmen Algar

Los cambios tecnológicos están llevando a las relaciones laborales asalariadas hacia una nueva psicología laboral contractual, diferente a aquella que acompañó a los contratos de trabajo en la época de la industria fabril. Estos cambios  no se producen  sólo en los trabajadores también en los  empresarios, que se ven obligados a abandonar las antiguas organizaciones burocráticas frente a las nuevas y mayores oportunidades de utilizar las  nuevas tecnologías.

Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), facilitan la dispersión geográfica del trabajo y la provisión continua de funciones de información y de servicio que, a su vez, permiten que surgan nuevos métodos de organización del trabajo. Éstos tienen en común el manejo de información y una ruptura de esquemas tradicionales temporales (tiempo parcial, tiempo compartido, horario flexible) y de esquemas espaciales (trabajo a distancia, trabajo en casa). Así, aparecen nuevas formas de trabajo como EL TELETRABAJO.

 Según datos de la consultora IDC, el  teletrabajo representará alrededor de 900 millones de empleos a nivel global y  más de un tercio de los empleados en todo el mundo ‘teletrabajarán’ antes de 2015, datos que reflejan la importancia de esta nueva forma de organización del trabajo, propia de la globalización y de las TIC´s.

La definición teórica del teletrabajo es aquel trabajo que se ejerce fuera de los lugares o sitio donde el resultado del este trabajo se espera, mediante herramientas informáticas y/o la tecnologías de la comunicación

La  OIT (Organización Internacional del Trabajo) define el teletrabajo como  la forma de trabajo efectuada en lugar distante de la oficina y/o centro de producción, que permita la separación física y que implique el uso de una nueva tecnología facilizatora de la comunicación.

Las  principales características del teletrabajo son pues:

• La realización  del trabajo en base al uso de nuevas tecnologías, especialmente relacionadas con las áreas de comunicación e informática y de las herramientas  relacionadas.

• La relación entre el trabajador y el empresario pasa a ser realizado mediante el uso de la telecomunicación, a través de internet, teléfono, correo electrónico, la teleconferencia, no siendo necesario un contacto personal directo entre el trabajador y el empresario.

La prestación de servicios ocurre a distancia de los centros de producción, pudiendo ocurrir en el domicilio del trabajador, o en cualquier otro lugar.

En Europa el Teletrabajo ha sido regulado a través del Acuerdo Marco Europeo sobre Teletrabajo que  supone establecer una base mínima sobre esta figura, con el fin que pueda ser desarrollada por los diferentes estados europeos. Esta puesta en marcha estaba programada para ser efectuada dentro de los tres años siguientes a la fecha de firmar este Acuerdo que se realizó el 16 de julio de 2002, lo que no fue llevado a cabo en la mayoría de los países. Este acuerdo establece una definición y las características propias de esta nueva organización de prestación laboral.

Se define el teletrabajo  en el Acuerdo Marco como una forma de organización y/o de realización del trabajo, utilizando las tecnologías de la información en el marco de un contrato o de una relación de trabajo, en la cual un trabajo que podría ser realizado igualmente en los locales de la empresa se efectúa fuera de estos locales de forma regular.

Se entiende por teletrabajador toda persona que efectúa teletrabajo según la definición anterior.

 El Acuerdo Marco regula los siguientes aspectos:

1.    Carácter voluntario

2.    Derechos del teletrabajador

3.  Protección de datos. El empresario es responsable de tomar las medidas que se imponen, especialmente en lo que se refiere a software, para garantizar la protección de los datos utilizados y procesados por el teletrabajador para fines profesionales

4.    Vida privada. El empresario respetará la vida privada del teletrabajador. Si se instala un sistema de vigilancia, éste debe ser proporcional al objetivo perseguido e introducido según lo establecido en la directiva 90/270 relativa a las pantallas de visualización

5.    Equipamientos.  Todas las cuestiones relativas a los equipamientos de trabajo, a la responsabilidad y a los costos deberán ser definidos claramente antes de iniciar el teletrabajo. Como regla general, el empresario está encargado de facilitar, instalar y mantener los equipamientos necesarios para el teletrabajo regular, salvo si el teletrabajador utiliza su propio equipo.

6.    Salud y seguridad. El empresario es responsable de la protección de la salud y de la seguridad del teletrabajador conforme a la directiva 89/391, así como a las directivas particulares, legislaciones nacionales y convenios colectivos pertinentes.

7.    Organización del trabajo

8.    Formación

9.    Derechos colectivos

En España el Teletrabajo, fue regulado  por la reforma del mercado laboral del año 2012, con una  modificación en la ley reguladora de las relaciones laborales, el Estatuto de los Trabajadores en su art 13, que anteriormente regulaba el trabajo a domicilio y a partir de dicha reforma pasa a regular el trabajo a distancia. La nueva normativa con carácter genérico recoge algunas de los aspectos regulados por el Acuerdo Marco Europeo.

•    Tendrá la consideración de trabajo a distancia aquél en que la prestación de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por éste, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa

•    Los trabajadores a distancia tendrán los mismos derechos que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa, salvo aquéllos que sean inherentes a la realización de la prestación laboral en el mismo de manera presencial. 

•    Derecho a una retribución conforme a su grupo profesional y funciones.

•  El empresario deberá establecer los medios necesarios para asegurar el acceso efectivo de estos trabajadores a la formación profesional para el empleo.

•   Los trabajadores a distancia tienen derecho a una adecuada protección en materia de seguridad y salud resultando de aplicación, en todo caso, lo establecido en la Ley, de Prevención de Riesgos Laborales, y su normativa de desarrollo.

•    Los trabajadores a distancia podrán ejercer los derechos de representación colectiva. 

A pesar de la regulación reciente de la figura del Teletrabajo el Estatuto de los Trabjadores no es capaz de dar respuestas al complejo fenómeno del teletrabajo en un marco de globalización, entre otras:

•   Cúal será ley aplicable cuando la empresa y el trabajador no se ubican en el mismo país., fenómeno muy frecuente por ejemplo en la educación e-learning.

•    Protección de datos en un marco de prestación globalizada.

•    Salud y seguridad.

•    Protección de la vida privada y control empresarial.